El Consell busca un pacto para reducir entes consultivos sin alterar la AVL

Castellano presenta proyectos de ley para cambiar la composición de cuatro entes

El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, junto al portavoz del Consell, José Ciscar, tras el pleno del Consell.
El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, junto al portavoz del Consell, José Ciscar, tras el pleno del Consell.JOSÉ JORDÁN

El pleno del Consell aprobó este viernes los proyectos de ley con los que pretende reestructurar cuatro instituciones normativas y consultivas de la Generalitat. La propuesta del Gobierno valenciano, que necesita el apoyo de una mayoría cualificada de 3/5 de los diputados de las Cortes, implicará, si se aprueba, la supresión de 35 miembros de estos organismos, lo que supone una reducción global de más del 45%.

Los proyectos de ley, tal y como explicó el consejero de Gobernación, Serafín Castellano, también prevén una reducción del 50% de los costes de funcionamiento de los organismos afectados, que son el Consell Valencià de Cultura (CVC), la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), el Consejo Económico y Social (CES) y el Consell Jurídic Consultiu (CJC).

Castellano precisó que, en función de estas normas, el CVC y la AVL pasan de tener 21 a 11 miembros; el CJC reduce de seis a cinco sus integrantes y el CES de 29 a 15 componentes.

El consejero destacó que estos cambios no afectan a las competencias ni funciones de ninguna de estas instituciones, sino que se insertan en la filosofía de ir a una Administración más austera, útil y eficaz.

Este argumento es clave, porque para salir adelante las leyes se requiere el apoyo del PSPV-PSOE, que no quiere alterar el sentido de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, creada en 1998 para cerrar de una vez por todas la estéril batalla sobre la denominación del valenciano.

Socialistas y EUPV, dispuestos a negociar la rebaja del gasto
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Castellano apeló al consenso con la oposición —los proyectos de ley se tramitarán en el próximo periodo de sesiones— y adelantó que estas negociaciones también podrían incluir la negociación sobre la reducción del número de diputados.

La iniciativa permite al Consell fijar posición sobre la reducción de entes estatutarios y salvaguardar la Sindicatura de Comptes y el Síndic de Greuges de la presión del Gobierno central, que presiona a las autonomías para que eliminen estos organismos.

El secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, se mostró dispuesto a negociar recortes en los gastos de los organismos consultivos, pero rechazó reducir el número de miembros a la mitad. Puig dejó abierta la posibilidad de aceptar reducciones de menor envergadura en algunas de las entidades, de las que estaría excluida la Acadèmia Valenciana de la Llengua. “Que se recorte el gasto y no los organismos”, prosiguió Puig, “Si es esa la decisión podemos entrar en esa vía de negociación”.

Por su parte, Esquerra Unida, a través de su portavoz adjunto en las Cortes Lluís Torró señaló que su grupo está dispuesto a abordar la reforma de los órganos estatutarios si se deja fuera la reducción del número de diputados autonómicos. Torró anunció también que EU planteará una defensa decidida de las instituciones incluidas en el Estatut.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS