Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ópera en la pinacoteca

La soprano, que estrena el próximo jueves una obra en el teatro de la Zarzuela, camina por Madrid con el ‘glamour’ como guía, tanto para vestirse como para comer

La soprano Pilar Jurado, en el hotel Urban. Ampliar foto
La soprano Pilar Jurado, en el hotel Urban.

1. Hotel Urban. Está muy ligado a lo que he hecho profesionalmente en los últimos años. Es un hotel muy lujoso, pero al mismo tiempo es contemporáneo. Me siento muy identificada con esta descripción: moderno y elegante. Aquí grabé mi primer videoclip con un jaguar y aquí he celebrado mis últimos estrenos. (Carrera de San Jerónimo, 34).

2. Plaza de Oriente. Esta plaza, en la que homenajee junto a otros artistas al gran Isaac Albéniz, acoge tres de mis sitios preferidos de la ciudad. Uno es el Teatro Real. Es de los lugares más importantes de mi vida, junto al de la Zarzuela y al Auditorio Nacional. Antes, también era conservatorio, donde yo estudié desde los ocho años. Tras la remodelación, se reinauguró con La vida breve, de Manuel Falla, en la que canté. Ahí tengo una vida de recuerdos. Los jardines de Sabatini son el segundo lugar, ya que eran mi refugio en los descansos y, para terminar, el Café de Oriente.

3. El Museo del Prado. Es una de las pinacotecas más grandes del mundo de la que todos tendríamos que estar orgullosos. Además, allí estrené mi cuarteto el mismo año que debuté, en 1992, lo que lo convierte en un lugar al que me siento unida sentimentalmente. (Ruiz de Alarcón, 23).

4. Joyería Yanes. Soy una apasionada del color negro y del plata, por lo que esta joyería es un paraíso para mí. Merece la pena ir, aunque sea solo a verla. Además, la familia Yanes, que lo regenta, es exquisita. (Goya, 27).

La primera dama

Pilar Jurado (Madrid, 1968), soprano, compositora y directora, es la primera mujer que ha estrenado una ópera en el Teatro Real de Madrid (2011). El 27 de junio estrenará la segunda, Mi diva sin mí, en el teatro de la Zarzuela.

5. Mercado de San Miguel. Me encanta la reinvención que han logrado en este antiguo mercado. Han conseguido que sea muy glamuroso y, a la vez, perfecto para tomar algo. (Plaza de San Miguel, s/n).

6. Círculo de Bellas Artes. Lo elijo por lo que significó culturalmente en el pasado y lo que me gustaría que significara en el futuro. Engloba todas las artes. Estar simplemente en la cafetería ya te hace sentir más cerca del arte. Y tiene ese ático precioso desde el que se ven los tejados de la ciudad. En el Círculo he cantado, dirigido y compartido mucho. (Alcalá, 42).

7. Restaurante Silk. Es uno de los mejores tailandeses del mundo, según el distintivo Internacional Thai Select, aunque también ofrecen comida española y fusión. Aquí me encuentro con mis amigos y con su dueño, Cipri. Tiene un espacio chill out en el que cualquiera se quedaría la noche entera. (Avenida Olímpica, 9).

8. Hannibal Laguna. Su tienda es espectacular. Y no hace falta que diga que es un gran diseñador. Me ha vestido infinidad de veces, tanto con modelos clásicos como modernos. Su tienda, además de elegante, es un lugar muy especial. (Jorge Juan, 35).

9. Restaurante Maitia. Tiene solo cuatro o cinco mesitas. Está escondido, como si fuera secreto. Además, la comida es deliciosa, gracias a que su dueña es una gran cocinera. Es de ese tipo de sitios que te gustaría cerrar para ti sola. (Trueba y Fernández, 16).

10. Ramses Life & Food. Este espacio gastronómico elegante e innovador es el lugar perfecto para hacer una de esas entradas al más puro estilo Hollywood. A mí me gusta más la parte que queda adentro, que es más informal, decorada en plata y negro. Es un sitio perfecto para invitar y ser invitada y el lugar ideal para terminar la noche. (Plaza de la Independencia, 4).