El contrato entre Colón y los reyes

El Archivo de la Corona de Aragón expone las ‘Capitulaciones’ de 1492

El libro donde se conservan las Capitulaciones.
El libro donde se conservan las Capitulaciones.c. ribas

Cristóbal Colón es uno de los personajes históricos más enigmáticos. Su nacimiento: si era genovés, corso, portugués, catalán, aragonés, gallego, extremeño o mallorquín. Su vida, pero también su muerte —de hecho tiene dos tumbas, una en Sevilla y otra en Santo Domingo—, genera discusiones y teorías apasionadas.

La documentación sobre Colón es grande. Uno de los textos fundamentales son las llamadas Capitulaciones de Santa Fe, un documento firmado el 17 de abril de 1492 en el que se recogen los acuerdos entre los Reyes Católicos y Colón previos al primer viaje a América. Su registro, conservado en el volumen 3.569 de la serie Diversorium de la Cancillería Real de Fernando, rey de Aragón, se ha conservado a lo largo de 512 años en Barcelona en el Archivo de la Corona de Aragón (ACA), y se ha movido pocos metros desde que fue fundado en 1318 como Archivo Real de Barcelona. El documento, que no se exponía desde hace más de 50 años —salvo el viaje que realizó en 1992 a Nueva York—, es la joya de la exposición Del más allá al Nuevo Mundo: los viajes medievales y las capitulaciones de Colón que ha inaugurado el archivo barcelonés con 43 documentos en los que los viajes durante la Edad Media son los protagonistas.

No sobresale por la calidad de su papel ni por sus miniaturas o capitulares. Es su contenido lo que lo hace excepcional. En el documento se otorgan títulos de almirante, virrey y gobernador general de los territorios que descubriera, así como la décima parte de los beneficios, nombrando como herederos a sus sucesores de forma vitalicia. Por eso, la Unesco lo incluyó en 2009 en su programa Memoria del Mundo, en el que solo hay en la actualidad 34 documentos.

No tenía que ser fácil viajar en la Edad Media, pero los documentos que expone el ACA hasta diciembre parece que era una actividad más frecuente de lo que parece, bien por cuestiones religiosas, económicas o políticas.

Uno de los documentos medievales de la exposición que se puede ver en el ACA.
Uno de los documentos medievales de la exposición que se puede ver en el ACA.carles ribas

La exposición es un entretenido viaje por los documentos que recuerda estos viajes de hace siglos. Desde los gastos de los embajadores de Jaime II de Aragón para negociar con el Papa Bonifacio VIII, llenos de detalles como el gasto de los hostales o de la comida, hasta las cartas que escribió la infanta Joana, ¡con tres meses!, a su madre, la reina Violan, contándole los avatares de su viaje desde Perpiñán. “Solo tengo ganas de dormir y mamar”, contaba.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

1492 fue un año intenso y lleno de historias que han pasado a la Historia. El libro de registro en el que el secretario Joan Coloma constató —en el folio 135— el acuerdo que favorecía a Colón lo corrobora. Cuatro folios antes contiene otro documento excepcional: la expulsión de los judíos.

El director del archivo Carlos López aseguró durante la inauguración, en presencia del secretario de Estado de Cultura José María Lasalle, que “los documentos sintetizan la historia moderna de España”. Lasalle dijo desconocer si estaba prevista una pronta reunión del Patronato del Archivo. Es difícil. Lleva 26 años sin hacerlo por desavenencias entre las administraciones implicadas: Ministerio y los gobiernos de Cataluña, Aragón, Baleares y Valencia.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS