Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CulturArts presenta un ERE que afecta al 33% de sus trabajadores

La Generalitat despide a 85 de 258 empleados, la mayoría técnicos y ordenanzas

CulturArts, el conglomerado que aglutina a los antiguos institutos de la música, de la restauración, del audiovisual y a Teatres de la Generalitat, presentó ayer su Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Afectará a 85 de 258 trabajadores adscritos al nuevo holding, lo que supone un 33% del total, sin contar a los funcionarios. La consejería de Cultura no puso nombres a los despidos.

Sí se distribuyeron por colectivos. Saldrán más trabajadores de los servicios generales (ordenanzas, taquilleros, acomodadores o porteros) y del personal técnico (de escenario, de restauración, de gestión económica o cultural). Del primer grupo, se echará a la calle a 34 de 44 trabajadores, y del segundo, a 37 de un centenar.

Por ello, el presidente del comité de empresa de la Unidad de Teatro y Danza, Roberto Lisart, manifestó que la plantilla (sobre un centenar) del antiguo Teatres de la Generalitat sufrirá el mayor impacto, seguido de Restauración. “El ERE es asimétrico y desigual” y carga su peso sobre el “eslabón más débil”, el personal de sala, para posteriormente cubrir esos servicios a través de contractas, añadió. Los sindicatos inciden en que hay medidas alternativas de ahorro sin necesidad de echar a los trabajadores.

La Unidad de Música, de la que depende el Cor de la Generalitat, será de las menos afectadas. En el coro, por ejemplo, se eliminan dos puestos de los 62 cantantes que lo componen, que podrían tratarse de prejubilaciones o amortizaciones de plazas vacantes. Tampoco la Unidad Audiovisual y Filmoteca quedará muy perjudicada, al ser la mayor parte de sus trabajadores funcionarios.

Ni el IVAM ni el Palau de les Arts ni la Fundación de la Luz de las Imágenes, entre otros organismos, están afectados por este ERE, si bien se prevé también una reducción de sus plantillas una vez concluya el de CulturArts.

“Hemos reducido el número de trabajadores afectados, pasando de un 40% a un 33%, demostrando una firme voluntad de dialogar con los representantes sindicales”, aseguró Manuel Tomás, director general de CulturArts. Se refería al 40% de media de despidos que anunció la anterior consejera de Cultura, Lola Johnson.

El responsable del conglomerado cultural intervino al inicio de la reunión con los representantes sindicales para insistir en que ahora se abre el periodo de consultas de 30 días y que espera negociar con los sindicatos. El abogado Francisco Guillem, cuyo despacho AIP fue adjudicatario por el procedimiento negociado sin publicidad del asesoramiento jurídico del ERE, llevó la voz cantante en la reunión. Guillem ya fue un colaborador de confianza de la actual consejera de Cultura, María José Català, del PP, cuando esta era alcaldesa de Torrent.

La presentación del ERE en CulturArts para ahorrar costes no se ha aprovechado para reestructurar el organigrama de cargos públicos de la Consejería de Cultura. Se mantiene una secretaría autonómica de Cultura, que desempeña Rafael Ripoll, y una dirección general de Cultura, que ostenta Marta Alonso, cuando muchas de las competencias o bien las desarrolla el Consorci de Museus o han pasado a CulturArts, a excepción del Libro, Archivos y Bibliotecas. Alonso, sin embargo, se encarga de las ayudas y subvenciones que antes se concedían desde los institutos.