Martorell dimite antes de que se lo pida el Parlament y de ser imputado

El director de Prisiones se resistía a la renuncia que reclamaba Germà Gordó Martorell comunicó ayer su renuncia al consejero de Justicia y alegó motivos personales La oposición dice el excargo se va sin aclarar su relación con el espionaje

Xavier Martorell durante la comparecencia en el Parlamento catalán.
Xavier Martorell durante la comparecencia en el Parlamento catalán. ALBERT GARCIA

Artur Mas soltó ayer lastre y se deshizo del director de Prisiones, Xavier Martorell, acorralado por los escándalos de espionaje político de la agencia de detectives Método 3. El presidente de la Generalitat lo había mantenido contra viento y marea desde que estallaron esas oscuras relaciones de Martorell con la agencia,   hace ya tres meses, pero el Parlamento catalán tenía previsto reclamar hoy la destitución de Martorell y CiU se hubiera quedado sola en su defensa.

Más información
Un soberanista que jugó a espías
La trama de espías de Método 3 apunta al jefe de Prisiones
ICV pedirá en el Parlament la dimisión de Martorell por el espionaje
Martorell renuncia al cargo en CDC pero sigue al frente de prisiones
El escándalo del espionaje político se cobra su primera víctima

Con su renuncia, Martorell se adelantó a la posible petición de la Cámara y el martes por la tarde presentó su dimisión al consejero de Justicia, Germá Gordó. Fue “a iniciativa propia”, dijo ayer Martorell en un comunicado, aunque lo cierto es que Gordó había perdido la confianza en él y llevaba semanas pidiendo su cabeza. El director de Prisiones se resistía a la espera de recolocarse en la empresa privada. Gordó explicó en el Parlament que la renuncia de Martorell obedecía a motivos personales, entre ellos de salud —al parecer ha sufrido dos ingresos hospitalarios en las últimas semanas—, y que dejaba el cargo para no perjudicar a la Generalitat por su “relación comercial” con Método 3 durante su etapa en la empresa Provinen y como jefe de seguridad del FC Barcelona.

Martorell está al borde de la imputación judicial por apropiación indebida después de que el fiscal haya solicitado que se cotejen unas facturas presentadas por el Barça en un juzgado de Barcelona y referidas a encargos de Martorell a Método 3 con la información que tiene la policía en el caso que investiga otro juez tras la querella que presentó la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, por su supuesto espionaje en un almuerzo con la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola.

Los partidos de la oposición celebraron la dimisión de Xavier Martorell, aunque coincidieron en que llegaba tarde y que el director de Servicios Penitenciarios de la Generalitat se marchaba sin aclarar sus vínculos con los casos de espionaje que se le atribuyen. Ante esa situación, la oposición también coincidió en reclamar al consejero de Justicia, Germà Gordó, que dé las explicaciones que negó Martorell, pero Esquerra Republicana ya anunció que acudiría en su ayuda y vetaría la comparecencia del consejero de Justicia.

Martorell acudió el pasado día 30 a la comisión de asuntos institucionales y negó que encargara espiar a políticos a la agencia Método 3. Su relación con la agencia Método 3 solo fue de carácter comercial, dijo, y añadió que se limitó a encargar a esa empresa “actividades lícitas y siempre legales”, a instancias de sus superiores, tanto en el FC Barcelona como en otra empresa de seguridad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Esquerra salva al consejero Gordó de dar explicaciones sobre la renuncia

Su intervención provocó la unanimidad de la oposición para que abandonara el cargo. Germà Gordó, explicó ayer que Martorell tenía pensada su renuncia hacía días, pero que primero quería explicarse en el Parlament. Las explicaciones no se produjeron y, además, Martorell no anunció su renuncia en los días posteriores.

El pasado domingo trascendió que Iniciativa per Catalunya iba a presentar una enmienda a una propuesta resolución impulsada por Ciutadans sobre el estado de las prisiones catalanas. Aprovechando ese trámite, los ecosocialistas encontraron una rendija parlamentaria para reclamar la cabeza de Martorell, que con toda probabilidad habrían apoyado todos los partidos, incluido Esquerra Republicana.

Dolors Camats, portavoz de ICV, calificó de “insuficiente” la renuncia de Martorell y dijo que le producía “perplejidad” las “no explicaciones”. Por su parte, el portavoz del PSC, Jaume Collboni, afirmó que la dimisión llegaba “tarde y mal” y se preguntó por qué no renunció hace unos días. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, alabó la renuncia, aunque lamentó que haya tardado tanto en producirse.

Enric Millo, portavoz del PP, consideró que la renuncia “deja en evidencia que la responsabilidad política puede abarcar a más personas”, mientras que el secretario general de CiU, el democristiano Josep Antoni Duran Lleida, tampoco dejó pasar la ocasión para “agradecer” la dimisión de Martorell y acusó a la oposición de ser “insaciable” al exigir explicaciones del consejero Gordó.

La renuncia de Martorell da aire a Artur Mas, que en las últimas semanas ha visto cómo la justicia imputaba a tres de sus diputados sin que ninguno de ellos dimitiera. Solamente Oriol Pujol ha renunciado temporalmente a la secretaría de organización del Convergència, mientras que Ferran Falcó y Xavier Crespo siguen en el escaño.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS