Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enésimo cambio de rumbo

Conxita Oliver dirigirá el Arts Santa Mònica convertido en un centro de creatividad “a la última”, según Ferran Mascarell

Exposición Tv  Arts  Tv en el Arts Santa Mònica.
Exposición Tv / Arts / Tv en el Arts Santa Mònica.

Desde que abrió sus puertas en 1988 con una exposición sobre surrealismo, el Arts Santa Mònica ha vivido diferentes etapas. Como si fuera una especie de Ave Fénix cultural, ha ido renaciendo desde sus orígenes como centro de arte, convertido en centro de arte catalán (1995); en centro de producción artística contemporánea (2003); en centro de ciencia, arte y comunicación (2009). Y a partir de octubre, con nueva imagen que lo identificará y posiblemente denominación, en su quinta etapa, como centro de creatividad, con la misión de conectar creadores, sociedad e industria, de artes visuales, pero también de arquitectura, diseño, música, gastronomía o artes escénicas.

Nada de exposiciones históricas de mirada al pasado. Tampoco de artistas consagrados “cuyo lugar de exposición es el Macba”. El nuevo Santa Mònica solo acogerá “exposiciones arriesgadas” de creadores emergentes, cursos, y talleres. Así lo explicó ayer el consejero de Cultura Ferran Mascarell, franqueado por Jordi Sellas, director general de Creación y Empresas Culturales y la nueva directora, la historiadora y crítica de arte Conxita Oliver que tomará el relevo a Vicenç Altaió que acaba el contrato el 30 de junio. “A partir de ahora será un centro de acogida, explicación y puesta en relieve de la realidad creativa de Cataluña”, ha dicho Mascarell.

El consejero volvió a explicar que Cataluña es “un país con mucha creatividad y muy vivo”. Tras cerrar sus puertas la exposición sobre arte de China el 28 de septiembre, la última programada por el actual equipo dirigido por Vivenç Altaió, el centro tratará de asesorar y canalizar las herramientas para que este talento se vea “fortalecido y consolidado, potenciando la conexión y el trabajo en red. En el nuevo Santa Mònica estarán todas las fases de producción artística para que los proyectos se materialicen”, aseguró.

Se mantendrá equipo y presupuesto. Habrá una nueva imagen y quizá denominación

Además de la directora, el centro estará regido por un consejo asesor de 10 personas —Francesc Aleu, Pau Alsina, Teresa Camps, Alfons Cornella, Miquel Espinet, Jaume de Laiguana, Didac Lee, Angels Ribé, Toni Segarra y Benedetta Tagliabue— “que no recibirán retribución económica y que se renovará cada año” y que nace con la misión de hacer un seguimiento de los programas del centro. La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales estará representada por dos personas, una de ellas Félix Riera, actual director de Catalunya Ràdio, y otra por confirmar. Por su parte, la periodista Bibiana Ballbé, que sonó en las últimas semanas como posible directora del centro, será la encargada de desarrollar las conexiones entre el nuevo Santa Mònica, la CCMA y la búsqueda de nuevos formatos.

Frente al interés por saber qué tipo de exposiciones se programarían a partir de ahora, ni Mascarell, ni Sellas ni Oliver concretaron el título ni contenido de ninguna, remitiendo a dentro de un tiempo, cuando el consejo asesor ya se haya reunido.

El consejero mantuvo que la Generalitat no quiere que “sea un Fabra i Coats donde solo se expone obra de artistas emergentes. Tampoco un Hangar donde hay residencias”, explicó el consejero. En la nueva etapa, el Santa Mònica estará vinculado con la red de ocho centros de artes visuales repartidos por Cataluña, como el Bòlit de Girona y La Panera de Lleida. En el Plan de Museos de Cataluña que la consejería lleva un año preparando está previsto que estos centros se engloben en la constelación del Macba.

Los responsables del centro confirmaron que continuarán todos los trabajadores, incluso Altaió que “seguirá trabajando para mí”, dijo Mascarell. También que el presupuesto se mantendrá en poco más de los dos millones de euros actuales (la mitad para actividades), e incluso que se volverá a abrir la cafetería.

Mascarell, tras definirse como defensor de los concursos públicos para ocupar la dirección de centros, aseguró que no se ha optado por convocar uno para dirigir el centro. Se hará “dentro de un par de años cuando esté asentado y definido”, explicó. Esperemos que dé tiempo.