Un niño se ahoga en el río en el Salvaterra y su hermano está desaparecido

El mayor de los pequeños se perdió cuando trataba de rescatar al otro

Un niño de 8 años ha muerto ahogado al caer al río en Salvaterra do Miño (Pontevedra) y su hermano de 12 años permanece desaparecido. El mayor de los dos pequeños se perdió entre las aguas tras zambullirse para tratar de salvar la vida su hermano. Los dos menores, de nacionalidad marroquí, llevaban apenas siete meses viviendo en el municipio y era habitual verlos jugar por las inmediaciones del río. En el momento del suceso se encontraban con otro amigo, que fue el que dio la voz de alarma a los vecinos.

En esta localidad pontevedresa, fronteriza con Portugal a través del río, hay una pequeña de colonia de inmigrantes de el país magrebí dedicados fundamentalmente a la venta ambulante. Aunque llevaban poco tiempo de residencia, los pequeños y su familia se habían “adaptado perfectamente al municipio”, según declaró, muy emocionado, el alcalde de Salvaterra, Arturo Grandal. “Los niños iban al colegio sin ningún problema y vivían entre nosotros. Vamos a hacer todo lo posible para arropar a la familía tras este desastroso suceso”, afirmó Grandal.

En el momento de los hechos los tres niños se encontraban jugando en las inmediaciones del paseo fluvial, a unos 500 metros del puente internacional que une Salvaterra con la localidad portuguesa de Monçao, cuando uno de ellos se cayó de rependete al río. Su hermano mayor se lanzó al agua para intentar ayudarle y se vio arrastrado por la corriente.

Alerta

El tercer menor dio la alerta a los vecinos, un grupo de los cuales acudió rápidamente y, aunque lograron sacar uno de los cuerpos del agua, este aparentemente ya se encontraba sin vida. El personal médico desplazado a la zona tampoco pudo hacer nada por recuperar al pequeño. Hasta el lugar de los hechos se movilizaron personal de emergencias, una ambulancia asistencial y otra medicalizada.

En el río se desplegó un amplio dispositivo de medios de rescate, con la ayuda de refuerzos portugueses. También colaboraron la Guardia Civil, bomberos del parque comarcal de O Porriño, un barco de la Marina y buceadores de la Guardia Republicana lusa. Las labores de búsqueda estaba previsto que se interrumpiesen al caer la noche, pero continuarán desde primera hora de la mañana de este martes.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50