Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá: “Hay alguna falsedad y juicio de valor nada propios de una investigación”

La regidora niega haberse reunido en Zarzuela el 29 de enero con Torres y Urdangarin

Dice que en la exposición motivada solo aparece mencionada en cuatro folios

"No es delito comer con Iñali Urdangarín", asegura la alcaldesa

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, responde al auto del juez Castro.

Unas horas después de conocerse la exposición razonada del titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, instructor del caso Nóos, para inhibirse en favor del TSJ valenciano en lo que afecta a los contratos de la Generalitat y el Ayuntamiento, la alcaldesa de Valencia ha dicho que en el citado escrito "hay alguna que otra falsedad y algún que otro juicio de valor que no son propios de una investigación". "Caben las pruebas", ha añadido.

El juez ha enviado la rama valenciana del caso Nóos al Tribunal Superior de Justicia valenciano para que investigue si el expresidente del Consell Francisco Camps y la regidora pudieron incurrir en los posibles delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude y falsedad en documentos oficiales. 

Barberá ha rechazado que la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau, una de las entidades que firmaron el convenio y las adendas con el instituto que presidía Iñaki Urdangarin, sea una entidad pública, como señala el escrito de Castro. Y ha leído el artículo de los estatutos donde se dice que es una fundación privada.

"Me ratifico en todos los argumentos anteriores ", ha señalado la regidora en alusión a las ocasiones en las que ha dicho que no ha firmado nada y no ha aprobado nada relacionado con estos convenios, con los que Urdangarin recibió de la fundación de turismo y la Ciudad de las Artes y las Ciencias 3,5 millones de euros.

De la presunta comida en Zarzuela con Camps, Urdangarin y Torres, en la que este último ha declarado al juez que se cerró la colaboración de las Administraciones valencianas con Nóos, Barberá ha negado que comiera el 29 de enero de 2004 en la residencia real y ha detallado con quien estuvo a lo largo del día.

""Sobre lo de que Camps y Barberá se doblegaron a las exigencias del duque", ha leído textualmente la regidora en el escrito a Castro, esta ha dicho que eso es otro juicio de valor. "Hablar y comer con Urdangarin no es delito", ha concluido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >