Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex alto cargo de Valencia implica a otro exconsejero en el ‘caso Cooperación’

Català, exsubsecretario de Solidaridad, pide a la juez que cite a declarar al exresponsable de Justicia y fiscal de carerra Jorge Cabré

Alexandre Català, que ha ocupado diversos altos cargos en la Generalitat Valenciana, entre ellos el de secretario general de la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía, y está imputado por haber participado presuntamente en el desvío de fondos de cooperación al Tercer Mundo, ha implicado en el caso a otro consejero de la etapa del expresidente Francisco Camps. Se trata de Jorge Cabré, exconsejero de Justicia y Bienestar Social y actualmente fiscal en la Audiencia Provincial de Valencia. Según Català, que ha aportado a la juez instructora correos que así lo acreditarían, Cabré intervino en la confección de un informe que la Consejería de Solidaridad y Ciudadanía remitió en octubre de 2010 a la Fiscalía Anticorrupción y que, según la investigación implicó la manipulación de documentos oficiales para tratar de ocultar los hechos. Català ha pedido que el exconsejero sea citado a declarar.

El ex alto cargo, que fue detenido en febrero de 2011 por su presunta participación en el desvío de ocho millones de euros de ayuda oficial al desarrollo de países pobres, señala que el documento informático del informe que se remitió a fiscalía fue creado originalmente por el autor: j_cabre. Y que el mismo fue enviado por el exconsejero y supuesto director de la trama, el exconsejero y diputado autonómico Rafael Blasco a varios otros altos cargos, en una especie de rueda para que todos opinaran sobre él y realizaran mejoras.

Entre los destinatarios del correo estuvieron, según la documentación aportada por Catalá: Jorge Cabré (entonces secretario autonómico de Justicia), Isabel Villalonga (entonces responsable de los servicios jurídicos de la Generalitat), Xavier Llopis (exjefe de gabinete de Blasco), Josep María Felip (exdirector general de Cooperación), Tina Sanjuán (alto cargo en Solidaridad y Ciudadanía) y el exdiputado autonómico José Marí Olano.

Català extiende la sospecha pero al final de su argumentación, contenida en un recurso contra el auto que dio por finalizada la instrucción y anticipaba la apertura de juicio, sostiene que ni él ni ninguna de las otras personas que intercambiaron sus opiniones e introdujeron cambios en el informe participó en la “confección del dossier” que acompañaba a dicho informe. Según la investigación judicial, es en esa selección y elaboración de documentos en la que aparentemente se cometió el delito de falsedad.

De los correos que aporta Català se desprende, al mismo tiempo, que el exconsejero Cabré era partidario, en todo caso, de más transparencia: “A mí me parece bien. Y todos los documentos sellados. Es probable que la fiscalía quiera ver TODO el expediente completo y no solo los documentos que nosotros queramos mostrarles (pueden decir que es una información parcial y no de todo)… sobre todo porque veo que ahora van a sembrar dudas sobre si se ha alterado o no el expediente. Por ello, aparte del informe y documentos adjuntos, para evitar que nos lo reclamen con más retrasos, informaciones en prensa diciendo que nos piden más información… Por qué no se les da traslada de ese expediente y ya está? Valorarlo”.

El ex alto cargo también apunta indirectamente hacia el principal imputado en la causa, su exjefe, siete veces consejero de la Generalitat, portavoz parlamentario del PP hasta hace unos meses y todavía diputado del grupo popular, Rafael Blasco. Català detalla que es de Blasco de quien recibe el primer correo con el borrador del informe para fiscalía (aunque en el apartado de autor de dicho documento aparecería j_cabre, según la documentación aportada), el 13 de octubre de 2010, a las 10.50 de la mañana.

El envío del informe y la documentación a la fiscalía fue un intento de Blasco por apagar el incendio mediático que ya generaba la gestión de los fondos de cooperación, tras la denuncia de los hechos por dos diputadas, una socialista y otra de Compromís. La juez puso hace unos días a Blasco a un paso del banquillo acusado de cuatro delitos.