Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá se niega a aclarar la comida con Nóos en la Zarzuela

La alcaldesa insiste: "Yo no he firmado nada, ni he decidido nada”

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, esta mañana en la presentación de un libro en el Ayuntamiento.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, esta mañana en la presentación de un libro en el Ayuntamiento.

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se negó este jueves a aclarar su grado de participación en la comida celebrada en el palacio de La Zarzuela con Francisco Camps, el duque de Palma Iñaki Urdangarin y su socio Diego Torres en el Instituto Nóos. Una reunión celebrada en enero de 2004 y que sirvió para preparar la adjudicación a dedo de contratos millonarios al Instituto Nóos, según la información que ha facilitado Diego Torres al juez José Castro de Palma de Mallorca.

Barberá argumentó que las informaciones sobre el almuerzo mantenido en el palacio de La Zarzuela “son estrategias de defensa en las que yo no entro”.

Para la primer edil del Ayuntamiento de Valencia se ha generado una buena “cantidad de confusión” respecto al citado encuentro. “Debo tener el don de la ubicuidad porque puedo haber estado en tres o cuatro sitios a la vez el mismo día”, ironizó la alcaldesa.

Rita Barberá evitó dar ningún detalle del encuentro desvelado por Diego Torres. “Serenidad, tranquilidad y lo de siempre: Yo no he firmado nada, ni he decidido nada”. “Por lo tanto, señores, muchas gracias”, se despidió de los periodistas que la habían abordado en los pasillos de las Cortes.

Más tarde fue interpelada en el Ayuntamiento, durante la presentación de un libro, pero se negó a seguir respondiendo a las mismas preguntas. En la Corporación municipal, Barberá sí aceptó dar su opinión sobre las manifestaciones del expresidente del Gobierno José María Aznar a Antena 3, informa Pilar Almenar. Interpelada sobre si le parecían desleales las declaraciones de Aznar, Barberá dijo: “Lo que está diciendo claramente es que mi partido es un partido con un enorme respeto por la libertad de las opiniones, que tenemos un banquillo muy importante y que todas las aportaciones son positivas. Pero yo no lo llamaría ni mucho menos deslealtad. ¡Faltaría más!”.

La alcaldesa indicó que no tiene por qué plantearse si Aznar va a regresar a primera línea política. “No viene al caso”, dijo.