Fabra busca consuelo en Andalucía

El presidente responde a las críticas de la oposición sobre el paro y la sanidad con referencias a la política andaluza

El socialista Antonio Torres muestra una foto de Rajoy durante el pleno de este jueves en las Cortes.
El socialista Antonio Torres muestra una foto de Rajoy durante el pleno de este jueves en las Cortes.KAI FÖRSTERLING (EFE)

“Ahora, los conocidos como chiringuitos podrán estar tranquilos y generarán riqueza”. Con una defensa de la nueva Ley de Costas que propició la pregunta del portavoz popular, Jorge Bellver, comenzó ayer Alberto Fabra la sesión de control en las Cortes Valencianas. Una sesión en la que no ahorró críticas al Gobierno del socialista Rodríguez Zapatero, por “mandar las máquinas excavadoras” a derribar viviendas en la zona de dominio marítimo-terrestre. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se escudó después en los indicadores de Andalucía para eludir las críticas de los socialistas y de Esquerra Unida por el aumento del paro y los recortes en materia de Sanidad.

“Vengan aquí predicando con el ejemplo y no a dar lecciones de moralidad”, afirmó Fabra. El jefe del Consell enmascaró la falta de iniciativas por parte del PP para combatir el desempleo en la Comunidad Valenciana (727.500 desempleados y una tasa de paro cercana al 30% según la Encuesta de Población Activa) con un argumentario basado en la herencia socialista recibida y en los indicadores de Andalucía, todavía peores que los valencianos.

El portavoz socialista, Antonio Torres, advirtió al presidente que ya hace tiempo que se le acabaron los argumentos para permanecer pasivo. “Ya se ha acabado la excusa de Zapatero. No supieron aprovechar el periodo de bonanza y ahora la Comunidad Valenciana es la más endeudada, la más corrupta y supera en dos puntos la tasa media de paro en España”, manifestó. “La Comunidad Valenciana vive el peor periodo de sus historia y los responsables son usted y el señor Rajoy”.

El jefe del Consell apenas pudo esgrimir el plan conjunto por el empleo que lleva ya meses anunciando y cuya puesta en marcha situó en octubre. También torturó las estadísticas para encontrar indicadores positivos y llegó a afirmar: “Puede que acabemos el año no generando más paro que cuando empezó”.

Torres: “La Comunidad vive el peor periodo de su historia”

Fabra recurrió de nuevo a Andalucía para rebatir las críticas de Esquerra Unida sobre los recortes en sanidad después de que la portavoz de este grupo, Marga Sanz, le enumerase los últimos casos de pacientes que no han sido atendidos o no han recibido la atención adecuada. “El sistema ya no es universal”, dijo Sanz, que criticó que ahora la Generalitat trate como clientes a los pacientes. La portavoz de Essquerra Unida instó al presidente de la Generalitat a explicar qué planes tiene previstos en politica sanitaria, aunque no tuvo éxito. Fabra rebatió las críticas con el argumento de que con unos presupuestos como los de hace seis años ahora se atiende a más personas en la sanidad valenciana. Luego, para defenderse de las críticas de la existencia de una privatización encubierta de la sanidad, le recordó a Sanz que en Andalucía hay 31 hospitales privados. El jefe del Consell se atrincheró también en el grado de satisfacción de los pacientes que reflejan las encuestas de la propia Consejería de Sanidad.

El discurso, sin embargo, hizo agua cuando la diputada de EUPV Marina Albiol, en la repregunta, recriminó al Consell que una de las biólogas del equipo que ha conseguido clonar células madre en Oregón es la valenciana Nuria Martí, despedida junto a otras 108 personas en el ERE del Centro Príncipe Felipe. El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, se limitó a defender la “reestructuración del tejido investigador”.

Respecto a Compromís, Fabra, a falta de comunidad autónoma con la que hacer una comparación, rebuscó para encontrar un ayuntamiento gobernado por la formación de Enric Morera que hubiese sido amonestado por no presentar la información contable a la Sindicatura de Comptes. Fue la respuesta a Morera, después de que el portavoz de Compromís cuestionase el nivel de transparencia y solicitase una auditoría de los contratos menores que realiza la Generalitat.

“El 85% de los contratos menores de la Generalitat están mal hechos, según la Sindicatura de Comptes”, señaló Morera, que añadió: “La falta de transparencia es el origen de la corrupción”. Fabra enumeró las actuaciones de la Administración valenciana para facilitar el acceso público a la información y luego anunció que los contratos menores se incluirán en el registro de contratos de la Administración. “La Comunidad Valenciana es la tercera autonomía que lo va a hacer. Vamos a seguir creando confianza”, recalcó.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50