Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez fija los 22 puntos claves del ‘caso Ruth y José’

El jurado deberá dilucidar si Bretón "ideó dar muerte a sus hijos como venganza hacia su mujer"

José Bretón, con el juez, durante la reconstrucción de los hechos. Ampliar foto
José Bretón, con el juez, durante la reconstrucción de los hechos.

Ya están listas las 22 cuestiones sobre las que debatirá el jurado designado en el juicio contra José Bretón, el hombre acusado del asesinato e incineración de sus dos hijos, Ruth y José, en Córdoba. El magistrado presidente de la Sección Tercera de la Audiencia de Córdoba, Pedro Vela, dirigirá el proceso, que comenzará el 17 de junio, tan solo un día antes de que declare Bretón. Los miembros del jurado deberán decir si es cierto o no que “el acusado ideó dar muerte a sus hijos, como venganza hacia su mujer, decidiendo que el lugar más adecuado para ello sería una finca de sus padres, sita en el Polígono de las Quemadas de la ciudad de Córdoba”.

Los niños Ruth y José desaparecieron el 8 de octubre de 2011 mientras se encontraban en compañía de su padre. Ruth Ortiz, la madre de los pequeños, acababa de romper la relación con Bretón. La Fiscalía sospecha que asesinó e hizo desaparecer a sus hijos en una hoguera prendida en la finca familiar que el acusado tiene en Las Quemadas.

Según desgrana el auto, en el juicio deberá decidirse si es cierto que “con la finalidad de elaborar su plan y asegurar su perfecta ejecución, el acusado realizó una serie de preparativos entre el 15 de septiembre y el 7 de octubre de 2011, consistentes en hacer acopio de leña de olivo en la parcela; adquirir combustible (gasóleo) en grandes cantidades (…); acudir a la consulta de un psiquiatra, con intención de que le recetara unos tranquilizantes, con los cuales pudiera facilitar el completo adormecimiento o la muerte de los niños”.

La hoguera en la que los pequeños fueron supuestamente incinerados será otro de los puntos clave que el jurado deberá resolver. Concretamente, los miembros responderán a la cuestión de si la desaparición de los cadáveres se produjo con la ayuda de “una mesa metálica con el tablero en posición vertical, que cubría en toda su longitud el cuerpo de los menores y la propia pira”. Un fuego que, como recuerda el auto, “llegó a alcanzar temperaturas de hasta 1.200 grados centígrados, logrando un efecto similar a un horno crematorio”.

Los hechos justiciables sobre los que deberá opinar el jurado recorren toda la cronología del presunto crimen cometido por Bretón. El jurado deberá decidir si, como afirma el Ministerio Fiscal y la acusación particular, tras extinguirse el fuego de la parcela, el acusado se trasladó hasta un parque en la otra punta de la ciudad en el que denunció falsamente la desaparición de sus hijos.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular entienden que todos los hechos justiciables son “constitutivos de dos delitos de asesinato, previstos y penados en los artículos 138 y 139.1 del Código Penal, con la circunstancia agravante de parentesco, del artículo 23 del mismo Código; así como de un delito de simulación de delito, del artículo 457 del Código Penal. Los cuales son, a su vez determinantes de la responsabilidad civil directa del acusado”.

Por su parte, la defensa de José Bretón intentará demostrar que “la unión de tantos indicios no se consideren como prueba” y que “hay una prueba fundamental que no se ha podido efectuar”, como es el ADN de los restos óseos, “la madre de cualquier identificación”. “Mientras no se tenga, caben muchas hipótesis y condiciones”, ha afirmado el abogado del supuesto asesino. José María Sánchez de Puerta, ha destacado que Bretón sigue pensando que los restos óseos hallados en la hoguera de la finca de Las Quemadillas no son los de sus hijos y en el juicio mantendrá que sus hijos desaparecieron en el Parque Cruz Conde tras un despiste.