Caso Invercaria

Novasoft alega que se desvinculó de Invercaria por dudas en un proyecto

El presidente de la empresa cuestiona los nombramientos y socios de FIVA

Francisco José Barrionuevo, presidente de Novasoft, saliendo de los juzgados tras declarar por el caso Invercaria.
Francisco José Barrionuevo, presidente de Novasoft, saliendo de los juzgados tras declarar por el caso Invercaria.Paco Puentes

El presidente de Novasoft, Francisco Barrionuevo, censuró ayer la contratación del empresario que dirigió la sociedad FIVA (Ferias Internacionales Virtuales de Andalucía) por parte de la empresa pública Invercaria, y en la que esta invirtió 1,6 millones, durante su declaración ante el juez del caso Invercaria: “No era la adecuada ya que al frente de un proyecto que implicaba un portal virtual se necesitaba alguien del mundo tecnológico que aportara experiencia y sabiduría (...) José Luis Hidalgo era un buen gestor contable pero que carecía de conocimientos precisos para promocionar y vender este proyecto”, criticó Barrionuevo, imputado de malversación, falsificación y tráfico de influencias.FIVA es una empresa de ferias virtuales que carece de página web y nunca vio la luz pese a la inversión millonaria de Invercaria.

El pasado miércoles el ex director financiero de Invercaria Antonio Nieto admitió que llegó a la empresa sin saber a qué se dedicaba, solo para “ejecutar órdenes”, con estudios de bachiller y sin proceso de selección alguno porque era amigo del hermano del expresidente de la entidad Tomás Pérez Sauquillo. Ayer Barrionuevo incidió en esa supuesta falta de rigor para dirigir el proyecto tecnológico que aglutinara a todas las Pymes andaluzas en un solo portal de ferias virtuales: “Este señor era un buen economista y gestor, pero le faltaba experiencia a la hora de comercializar un servicio tecnológico”, dijo.

El presidente de Novasoft aseguró que su entrada en el proyecto le supuso unas pérdidas de 450.000 euros. Sin embargo, la policía discrepa y en su atestado resalta el beneficio de 56.671 euros que logró Novasoft, “una sociedad con profundos intereses en la Junta”, pese a que los beneficios aún no habían aflorado, “al no estar operativo el portal virtual”. En total, Novasoft cobró 559.189 euros “por un trabajo incompleto y/o insuficiente”, subrayaron los investigadores del Grupo de Blanqueo de la Udyco. Barrionuevo negó que “inflara” el presupuesto presentado a la Junta. “Nunca Novasoft ha cobrado de FIVA nada que no le correspondiera”, insistió.

Barrionuevo alegó que Invercaria, como empresa dedicada al capital riesgo, no necesitaba ningún concurso público porque era “una unión de empresas privadas”. “La participación de Invercaria como empresa pública no era un subterfugio para evitar la Ley de Contratación Administrativa”. De este modo, el entonces consejero de Innovación Francisco Vallejo le habló del proyecto en una reunión de empresarios y luego Pérez Sauquillo le desarrolló la idea para convencerle de su viabilidad. Barrionuevo matizó que para que su empresa fuera elegida pesó el hecho de que poco antes aportara un millón de euros para la constitución de la fundación pública Corporación Tecnológica de Andalucía.

“No hubo ningún criterio específico o formal por parte de la Consejería de selección entre empresas de características parecidas (...) se hizo espontáneamente a instancia del propio consejero y de su equipo”, dijo.

Tras defender sus minutas por el trabajo realizado y explicar su entrada y posterior salida del proyecto, Barrionuevo cargó contra sus antiguos socios: “Corporación Gráfica y Grupo Imagen no estaban a la altura de Novasoft (...) les pesó más su papel de proveedores de socios accionistas”. El empresario afirmó que su inversión en FIVA no le reportó ningún incremento patrimonial. ¿Por qué fracasó el millonario proyecto? “No se debió a que la herramienta real no llegara a FIVA (...) se trataba de un desconocimiento a la hora de poner en explotación esa herramienta”, afirmó. Lo cierto es que tres años después, nadie ha aprovechado el portal para nada.

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo

Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción