Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TONI GASPAR | Alcalde de Faura y miembro del Comité Nacional del PSPV-PSOE

“La gente no nos escucha, no somos creíbles”

El político socialista es crítico con la línea que sigue la dirección de su partido

Gaspar le ha dicho a Puig que si no modifica el rumbo habrá una alternativa

El socialista Toni Gaspar.
El socialista Toni Gaspar.

Una intervención crítica destacó en el último Comité Nacional del PSPV-PSOE. El alcalde de Faura y exportavoz en la Diputación de Valencia Toni Gaspar criticó la línea que sigue la dirección del partido, que lidera Ximo Puig, porque parece haber reducido el objetivo a llegar a gobernar en lugar de intentar ganar. Gaspar indicó a Puig que si no modifica el rumbo “cuando toque, habrá una alternativa”, en clara alusión a las primarias para candidato a la Generalitat.

Pregunta. ¿Su intervención ante el Comité Nacional fue a título individual o en nombre de un grupo?

Respuesta. No era una opinión personal. Ya le dije al secretario general que intervenía en nombre de más gente. Que tiene que haber un cambio de rumbo no es algo que diga solo yo, sino también otras personas, algunas de su entorno.

P. ¿Se trata de un sentimiento o de una opinión organizada?

“Todas las energías de la Generalitat deberían estar dedicadas al empleo”

R. Primero, de un sentimiento. Y evidentemente, los sentimientos acaban organizándose. Hay un pensamiento bastante homogéneo sobre la cuestión.

P. Su intervención tuvo dos partes: una de crítica y otra de alternativa. Empecemos por la crítica.

R. Intenté expresar que no veo que el rumbo sea el correcto. Tenemos muchas propuestas, tanto de esta ejecutiva como de la anterior, muy buenas. Nadie lo discute. Pero quedan entre nosotros. La gente ha de hacerlas suyas. El secretario general cae en el error de pensar que, con hacer buenas propuestas, ya basta. Es necesaria mucha claridad y en eso no estamos acertados. Fallamos a la hora de llegar a la gente.

P. ¿A qué obedece?

R. Vivimos tiempos complejos. No pretendo tener la solución ni decir que es fácil. La gente no nos escucha. Eso es lo que nos está pasando al PSPV. Puede que no nos entienda o que haya visto que no hemos hecho lo que hemos dicho. De ahí la falta de credibilidad. Seguramente, eso obliga a explicar las cosas mucho más claramente. O a algo tan simple como responder a una pregunta: ¿Al lado de quién te sitúas, de los débiles o de los poderosos? Y eso con propuestas concretas. El ciudadano no puede digerir 75 propuestas. Necesita respuestas a cosas concretas. Ha sido siempre mi postura: el partido es un instrumento, pero lo importante es cambiar las cosas fuera. Para que se suba a tu barco, la gente tiene que saber a qué barco lo hace.

P ¿Y no puede que ocurra que ve que es un barco viejo?

R. Eso tiene que ver con la idea de cambiar el rumbo. También se trata de fijar un destino. Algunos piensan que el destino es volver a una situación conocida y cómoda como la de 1983. Otros creemos que el destino está en el siglo XXI, que es más arriesgado y menos previsible. A esa zona menos conocida y más por explorar es a la que tendrá la gente ganas de venir con nosotros. Ha pasado una generación desde que gobernamos en la Generalitat. La sociedad ha de ver, por ejemplo, que exploramos nuevas relaciones entre la política y los ciudadanos. Hay un sector del partido que se ve más cómodo con las relaciones de siempre. Solo aquel que explora lo desconocido, con sus riesgos, consigue algo al final. La historia no se puede escribir hacia atrás.

P. ¿Cree que desde el 12º congreso del PSPV-PSOE ha habido algún incumplimiento?

R. Me interesa más mirar afuera. Lo único que puedo decir es que la gente solo te escucha si eres creíble, si haces lo que dices. Existe la sensación de que no hacemos exactamente lo que aprobamos. Y eso lleva a la confusión.

P. ¿Cuáles son los puntos críticos para volver a conectar con la sociedad?

R. Está clarísimo que lo que preocupa es el empleo. Quienes estamos al frente de una institución lo sabemos. Todas las energías de la Generalitat deberían estar dedicadas a eso. Hablar de empleo es hablar de la gente. Y la gente es prioritaria. Un plan de reactivación económica es imprescindible. Hemos de llegar a conseguir que los ciudadanos vengan con nosotros porque ofrecemos cosas concretas en ese terreno. El otro día escuchaba que el presidente de la Generalitat hablaba de si se habían conseguido o no ciertos objetivos. Hay que pensar de otra manera. Señor presidente, si el empleo es el objetivo principal, el que tendría que ser titular de la cartera de empleo es usted, para dedicar todos los esfuerzos a eso y dejar de ir de aquí para allá.

P. La opinión pública no cree en milagros…

R. Un ayuntamiento apenas puede paliar el paro, pero la Generalitat tiene competencias en políticas activas de empleo. Eso implica renunciar a compromisos improductivos. Hay que marcar las prioridades con valentía.

P. Las propuestas del PSOE y del PSPV para hacer frente a la desafección por la política son muy renovadoras…

R. Pero no las está escuchando nadie. Tenemos que incidir mucho en la credibilidad. Tenemos que hacer siempre lo que decimos. Y tenemos que dejar de hablar tanto para escuchar más. Ahora escuchamos poco. Deberíamos estar dispuestos a escuchar cosas que no nos gustan.

P. Volviendo a su intervención… Algunos interpretaron que se estaba postulando usted como candidato en las primarias.

R. Hice unos planteamientos y pedí al secretario general que escuchara a todos. Le comenté que, si no quería cambiar de rumbo, no podía o no le dejaban, habría una alternativa. El nombre y todo lo demás es lo de menos. Lo importante es la alternativa. Espero que no sea necesario plantear ninguna porque reorientemos el rumbo.