Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera huelga general contra Urkullu

Es la octava huelga general desde que empezó la crisis.

CC OO y UGT no secundan la convocatoria

El secretario general de ELA Txiki Muñoz en una reciente movilización
El secretario general de ELA Txiki Muñoz en una reciente movilización

El próximo 30 de mayo el lehendakari Iñigo Urkullu encajará la primera huelga general de su legislatura. Los sindicatos ELA y LAB y medio centenar de colectivos sociales que les apoyan celebrarán ese día, apenas un mes después de la celebración revindicativa del primero de mayo, la convocatoria de una nueva huelga general en Euskadi, la octava desde el inicio de la crisis económica.

La fecha la han oficializado esta tarde en Bilbao los sindicatos convocantes en la sede de ELA, donde los secretarios generales de ELA, Txiki Muñoz, y de LAB, Ainhoa Etxaide, han coincidido en advertir que Euskadi está en la "antesala de nuevas reformas" y que, con el proyecto de presupuestos de Urkullu aprobado o prorrogado, habrá nuevos recortes. Por esta razón, ambos han defendido la creación de un modelo propio y han anunciado la creación de una "carta de derechos sociales de Euskal Herria". Ambos han defendido la huelga como instrumento para que las instituciones realicen políticas distintas a las actuales y han señalado que "cada vez tenemos más razones para las movilizaciones".

Se trata de la octava huelga general que vive Euskadi desde el inició de la crisis económica y la primera bajo el mandato del lehendakari, Iñigo Urkullu. Las tres últimas citas de este tipo fueron el año pasado, convocadas por todas las centrales, aunque con distintos llamamientos, el 29 de marzo de 2012, por los sindicatos nacionalistas el 26 de octubre y por CC OO y UGT el 14 de noviembre. CC OO y UGT, aunque no han descartado ninguna movilización, se han mostrado contrarias a una huelga general en estos momentos, a no ser que sea en defensa de la negociación colectiva.

Los sindicatos nacionalistas han esperado más de cinco meses a plantear la primera huelga general al Gobierno del PNV. Al anterior ejecutivo socialista se la organizaron quince días después del mombramiento de Patxi López.