Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cerezas de Pachá dejan Madrid

El dueño del grupo alega "diferencias en la gestión" con su franquiciado en la capital

Fachada de la discoteca teatro Pachá, en una imagen tomada en el año de su apertura. Ampliar foto
Fachada de la discoteca teatro Pachá, en una imagen tomada en el año de su apertura.

Después de 33 años de presencia en la noche madrileña, la mítica discoteca Pachá abandona la capital. Según ha avanzado a EL PAÍS una portavoz de la empresa, Ricardo Urgell, fundador y CEO del Grupo Pachá, alega "diferencias en la gestión" con su franquiciado en la capital, Pedro Trapote, para retirarle el uso de la marca. Trapote, propietario del Teatro Barceló en el que se ubica el club, lo mantendrá abierto, pero tendrá que buscarse otro nombre.

El director de franquicias del grupo, Hochi Raad, ha asegurado en conversación telefónica desde Moscú (donde está inaugurando otra sede de la discoteca), que por ahora no buscan otro local en Madrid porque están "concentrados en la expansión internacional".

A finales de la década de los setenta, Urgell, que ya había abierto con 29 años Pachá Sitges (1966) y luego Pachá Ibiza (1973), desembarcó en Madrid con la compra de un edificio protegido de tres plantas levantado en 1930, el cine Barceló (calle de Barceló, 11). El 23 de abril (Día de Sant Jordi, como recalca un comunicado del grupo) de 1980, Pachá Madrid abrió sus puertas. Desde entonces, ha sido "uno de los símbolos" de las noches de la capital y "punto de partida para la expansión de Grupo Pachá", que inauguró 20 franquicias más por toda España. "Nos ha dado mucha pena marcharnos de Madrid. La discoteca abrió en plena Movida y gracias a ella conseguimos una gran proyección", ha asegurado Raad.

En 1996, Urgell vendió el Teatro Barceló por 800 millones de pesetas, que fue adquirido por Trapote, propietario también de otro de los santuarios de la noche madrileña, la Joy Eslava. Este  empresario se hizo con la marca Pachá en régimen de franquicia para Madrid. Hasta hoy, día en el que ambos rompen relaciones contractuales. Raad ha querido dejar claro que no ha habido problemas con Trapote, con quien la relación sigue siendo "impecable". "Simplemente llegaba el momento de renovar el contrato y por la situación económica de España hemos decidido no seguir con él", ha explicado Raad. El director de franquicias ha anunciado que seguirán haciendo "eventos puntuales" en Madrid pero que por el momento no se plantean "nada estable".

El Grupo Barceló ha emitido un comunicado en el que especifica: "Nos reafirmamos en que nuestra valiente decisión (de continuar abiertos) ha sido acertada comprobando cada día las colas de clientes que aguantan pacientemente en la calle para poder entrar en nuestra discoteca".

Grupo Pachá cuenta a día de hoy con restaurantes, tiendas de ropa y joyas, una discográfica, un hotel, una revista, una emisora de radio, una televisión y un perfume, además de 18 establecimientos en todo el mundo con presencia en 13 países —España, Portugal, Argentina, Alemania, Inglaterra, Austria, Egipto, Estados Unidos, Brasil, Lituania y Rusia—, a los que hay que añadir Australia y Dubai. Entre las próximas aperturas, el grupo prepara clubs en Croacia, Mikonos (Grecia), Polonia y Sochi (Rusia) así como Pachá Mallorca, que reabrirá sus puertas en otra ubicación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram