Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta tumba el proyecto de 5.000 viviendas en una zona industrial de Jaén

El alcalde le pide a Griñán “lealtad institucional” para acelerar el nuevo PGOU

José Enrique Fernández de Moya, alcalde de Jaén.
José Enrique Fernández de Moya, alcalde de Jaén.

A pocos días de la aprobación provisional en el pleno del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el Ayuntamiento de Jaén ha recibido un duro revés de la Junta de Andalucía al rebajar ostensiblemente su pretensión de construcción de viviendas. La Consejería de Fomento ha protegido la zona industrial del Parque Empresarial Nuevo Jaén, donde el equipo de gobierno del PP pretendía construir 5.000 viviendas a través del cambio de uso del suelo. Con esta protección, esos terrenos se consideran como sector estratégico y solo podrán tener uso empresarial.

Fue en noviembre pasado cuando los populares aprobaron el cambio de uso del suelo desde industrial a residencial en el Parque Empresarial, una zona a cinco kilómetros de la capital y convertida en un polígono fantasma porque la crisis ha frenado la llegada de las empresas previstas. El plan municipal pasaba por reservar un 15% para viviendas unifamiliares. El alcalde, José Enrique Fernández de Moya, valoró entonces esta operación como un respiro para el Ayuntamiento ya que entendía que, al hacer un cambio de uso, se duplicaría el valor de los terrenos.

Sin embargo, la Consejería de Fomento, con base en el desarrollo del Plan de Ordenación Territorial del Área Metropolitana, ha protegido esa zona como estratégica y solo permite suelo industrial, tumbando de esta manera la intención del gobierno local de darle un carácter rotacional. “Es curioso que la Junta haya movido ficha tras la decisión del Ayuntamiento. ¿O es que solo lo hacen para fastidiar al Ayuntamiento”, reflexionó el alcalde jiennense, que instó a la Junta a explicar a los empresarios asentados en esa zona industrial qué beneficios o bonificaciones tendrá esa protección como suelo estratégico.

El concejal de Urbanismo jiennense, Javier Márquez, minimizó el impacto de esa protección por parte de Fomento, que fue efectiva desde febrero, después de que el Ayuntamiento lanzara el plan en octubre pasado. “A nosotros no nos daña la medida, podemos construir viviendas públicas en otras zonas de la ciudad”. Y, en línea con el alcalde, sí advirtió de que puede perjudicar a los empresarios si no se contemplan medidas compensatorias para relanzar esa zona industrial.

El Ayuntamiento pretendía construir 10.000 viviendas, las mismas que hay vacías en la capital

No parece, por tanto, que el rechazo a las 5.000 viviendas haya escocido demasiado al equipo de gobierno del PP, que tuvo que oír numerosas críticas a su propuesta. La oposición habló de un “gueto” a las afueras de la capital y cuestionó que en Jaén existiera tal demanda de viviendas. El delegado provincial de Fomento, Juan Antonio Sáez, abundó al respecto al cifrar en 10.000 las viviendas vacías que hay en la capital jiennense.

De este modo, las previsiones inmobiliarias del nuevo PGOU se limitan a otras 5.000 casas (3.000 de ellas públicas) en 15 años en la zona norte de la ciudad. En el primer lustro, la Sociedad Municipal de la Vivienda, Somuvisa, edificará 1.000 pisos y se encargará del 100% de las obras de urbanización.

Más allá de las viviendas, el nuevo PGOU, que el PP aprobará provisionalmente a finales de este mes, contempla una docena de líneas estratégicas. El alcalde demandó al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, “lealtad institucional” y la máxima celeridad para aprobar este plan urbano, que sustituye al anterior de 1996 ya expirado ocho años después.

En el nuevo plan destaca la dotación de suelo para la ciudad sanitaria, para la Universidad, la construcción de la estación intermodal de transportes, de un nuevo ferial, el impulso a nuevas zonas comerciales, el desarrollo de zonas verdes o la protección de los inmuebles del casco histórico, rebajando la densidad constructiva. También destaca la regularización de las viviendas construidas en suelo no urbanizable en la zona de Los Puentes, incorporando al PGOU un mapa de inundabilidad. El edil de Urbanismo aseguró que se dará una respuesta individualizada a cada vivienda en zona inundable.

Mientras, la delegada de Agricultura y Medio Ambiente, Irene Sabalote, acusó al alcalde jiennense de “querer intoxicar con datos falsos” al desvincular la retirada de las 5.000 viviendas del Plan de Ordención Territorial del Área Metropolitana. “Lo único que hace este plan es establecer cuatro áreas estratégicas de futuro para tenerlas concretadas en caso de que sean necesarias por la llegada de grandes empresas”, indicó.