Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mando de la Ertzaintza: “Entren al callejón con todo lo que tenemos”

Transcipción de las conversaciones entre el responsable de la actuación de la policía y sus agentes la noche que una pelota alcanzó a Iñigo Cabacas

Lugar en el que Iñigo Cabacas cayó malherido tras el impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza.
Lugar en el que Iñigo Cabacas cayó malherido tras el impacto de una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza.

"Le repito las órdenes: entren en el callejón con todo lo que tenemos", la orden la lanzó el mando responsable de la actuación que la Ertzaintza efectuó hace ahora un año en el callejón de María Díaz de Haro de Bilbao, y que se saldó con la muerte de Iñigo Cabacas, un joven aficionado del Athletic, por el impacto de una pelota de goma lanzada por uno de los agentes que intervinieron.

La transcripción de las conversaciones que mantuvieron los ertzainas desplegados en la zona y el mando, en la Comisaría de Deusto, publicadas hoy por Gara, arrojan que la orden vino precedida de varios mensajes de los efectivos en los que se refería a sus superiores que la "la situación está controlada".

Los ertzainas llegaron al lugar de los hechos avisados por un ciudadano. En el callejón se había producido una pelea pero las personas que habían intervenido en la misma ya no se encontraban allí, según el relato que el testigo transmitió a los agentes.

Los ertzainas transmiten al mando que la zona "está llena de gente" y que no ven "ninguna pelea". El superior les ordena a las cuatro furgonetas entrar en el callejón y al herriko, y cortar los incidentes, lo que ocasiona una primera carga policial.

Los ertzainas de la patrulla en la zona explican que tras la carga han realizado detenciones y que les están arrojando "objetos contundentes" por lo que piden refuerzos, y poco después explican que "la situación está controlada".

Pero desde la comisaría, les reiteran las órdenes "para que queden bien claras" y les dicen: "Entren al callejón con todo lo que tenemos, entren a la herriko, controlan la situación y los que haya que puedan ser agresores, se les controla o se les echa, y se toma toda la posición y entonces la situación estará controlada".

A continuación, se escuchan los disparos de las pelotas de goma y al responsable de la patrulla en el lugar que pide entrar "suave, suave" y, un minuto más tarde, ese mismo agente solicita una ambulancia porque hay "una persona herida". El hincha del Athletic Iñigo Cabacas recibió en ese lugar el impacto de una pelota de goma en la cabeza y falleció tras varios hospitalizado.

En ese preciso instante, varios agentes transmite a su mando que el joven ha podido resultar herido por el impacto de una pelota. Un extremo que el responsable descarta. "Se habrá desmayado", zanja.