Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres de Iñigo acusan a la Ertzaintza de tener “voluntad de matar”

Más de un millar de personas exigen justicia en las calles de Bilbao

"Ya sé que con la consejera no puedo contar", dice Manuel Cabacas

La abogada Jone Goirizelaia (con camisa roja) entre los padres de Iñigo Cabacas, Manuel y Fina Liceranzu, en la manifestación en Bilbao.
La abogada Jone Goirizelaia (con camisa roja) entre los padres de Iñigo Cabacas, Manuel y Fina Liceranzu, en la manifestación en Bilbao. efe

Más de un millar de personas se han manifestado esta tarde por las calles de Bilbao en recuerdo del joven de 28 años Iñigo Cabacas, el joven aficionado del Athletic fallecido hace poco más de un año tras recibir un pelotazo de goma de la Ertzaintza, y han reclamado "justicia y verdad".

Los padres del joven, Manuel Cabacas y Fina Liceranzu, han estado presentes en la cita y han subrayado que la Ertzaintza "no está para ayudar, sino para matarnos", además de acusar a los agentes de tener "voluntad de matar".

Convocada por la plataforma Iñigo Gogoan, la manifestación, escoltada por dos coches de la Policía Municipal de Bilbao y sin presencia de la Ertzaintza, ha discurrido tras una pancarta con el lema "Jaque al modelo policial- Iñigo gogoan zaitugu" ("te recordamos"). A su término, se ha leído un manifiesto bajo un mural gigante con la foto de Cabacas. Durante la marcha los participantes han proferido gritos de "Policía asesina", "No es un accidente, es asesinato", "Iñigo Cabacas, justicia" o "El pueblo no olvida". La  abogada de la familia, Jone Goirizelaia, y concejales de Bildu en Bilbao se han sumado a la protesta.

Liceranzu ha asegurado que ella y su marido han estado dormidos durante este último año, aunque ya están despertado y se han dado cuenta de que la Ertzaintza no está "para ayudarnos sino para matarnos". "Hay un alboroto o algo, ellos acuden y no vienen a defenderte, sino a matar o asesinar como hicieron a Iñigo. ¿Quién fue el ertzaina que decidió quitar la vida de mi hijo? ¿Decidió por sí mismo o fue porque Ares se lo mandó?", se ha preguntado.

Después ha enfatizado que si hubiera sido un hijo del exconsejero de Interior el muerto, la Ertzaintza "lo hubiera cogido y lo hubiera colgado en lo más alto de Bilbao".

Su marido ha afirmado que está perdiendo "todas las esperanzas" en la investigación que pueda hacer la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. "Tras ver estos días lo que está comentando en los medios, estoy perdiendo todas las esperanzas. Ya sé que con ella no puedo contar", ha dicho Cabacas, después de que Beltrán de Heredia afirmara ayer en el Parlamento que comparte con el director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, que la muerte del joven fue un "accidente".

Manuel Cabacas ha revelado que la consejera de Seguridad le llamó un día para decirle que le iba a ayudar a esclarecer la muerte de su hijo, pero que ya no confía en ella. "Le pregunto si ella está en la mente de esos ertzainas para saber si tenían o no voluntad de matar. Yo sí percibo, por lo que me han contado y por lo que he vivido de cómo se empleaba la Ertzaintza, que sí tenían voluntad de matar", ha dicho sobre los agentes que participaron en el operativo antidisturbios en el que Iñigo resulto alcanzado por la pelota de goma.

El padre ha dicho comprender que el Gobierno del PNV está "maniatado" porque también empleó pelotas de caucho antes de que el PSE llegara al poder, pero le ha exhortado a reconocer "ahora, no dentro de 10 años, que fue una barbaridad y una injusticia" lo que pasó con su hijo.

Más información