Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento pierde siete millones por retrasar la venta de un edificio

Coloca por 42,5 millones un inmueble que un año antes tenía comprometido por 50

Pacta quedarse 10 años de alquiler por 43 millones, un precio superior a la venta

Interior del edificio APOT. Ampliar foto
Interior del edificio APOT.

El Ayuntamiento de Madrid (PP) estuvo hace un año a un paso de vender el edificio de oficinas APOT (Campo de las Naciones) por cerca de 50 millones. La inmobiliaria Hermanos Revilla incluso entregó una señal, pero el Ayuntamiento tuvo que devolvérsela al frustrarse la operación. El exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón había dejado encarrilada la venta antes de ser nombrado ministro de Justicia, en diciembre de 2011. Pero, a partir de su marcha, el negocio se atascó debido a las dudas del nuevo equipo municipal, dirigido por Ana Botella.

El problema era que el Ayuntamiento, al tiempo que vendía el inmueble, se comprometía a alquilárselo al nuevo dueño por un periodo de 10 años. Se trata de una operación habitual para facilitar la venta de edificios. En este caso, el Ayuntamiento ingresaba 50 millones en un momento en el que requería de esa liquidez, mientras que la inmobiliaria se aseguraba un alquiler por 10 años. El precio negociado era de 4,3 millones anuales. Al final del contrato de arrendamiento, el municipio habría pagado así 43 millones de euros.

Pero fue este mecanismo el que suscitó dudas entre los responsables económicos del Ayuntamiento. Finalmente, la inmobiliaria, desesperada, se retiró. Entonces, el Consistorio quitó hierro al asunto, presumiendo de que serían muchos los interesados en adquirir el edificio, de 14.190 metros y en una buena zona, el Campo de las Naciones.

Ahora, un año después, finalmente ha encontrado a una empresa dispuesta a quedárselo, pero a un precio notablemente inferior: 42,5 millones. La situación del mercado inmobiliario no ha hecho sino empeorar en el último año: el propio Ayuntamiento reconoce que le ha costado una barbaridad colocarlo. Y, sobre todo, lo que se ha hundido es la solvencia de la empresa municipal propietaria del edificio, Madridec, que está ahora en quiebra técnica.

Además, la operación se ha cerrado con el mecanismo que rechazó hace un año el Ayuntamiento: se quedará en alquiler por un periodo de 10 años. En APOT está desde hace meses la sede de Urbanismo, con un millar de trabajadores. El precio de alquiler pactado es de 4,3 millones al año.

El líder municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha destacado la torpeza del Ayuntamiento, que ha perdido entre un 15% y un 20% del ingreso asegurado en 2012. Además, ha recalcado, en 10 años el Gobierno local habrá pagado de alquiler más de lo que ha ingresado por la venta. El portavoz socialista de Economía, Gabriel Calles, confía en que esta inyección de liquidez sirva, al menos, para paralizar el expediente de regulación de empleo con el que se pretende despedir a 38 trabajadores. Madridec ha recibido dos talones por valor de 20,6 millones apenas unas horas después de presentar el ERE.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram