Casas a un euro

La Fundación de la lotería la Bruixa d'Or alquila en Rialp domicilios a ese simbólico precio para familias necesitadas

“Ahora puedo decir que me ha tocado la lotería y que me siento muy feliz”. Esta afirmación no pertenece a una persona que acaba de ganar una millonada en un juego de azar, sino a una que ha sido seleccionada para ocupar uno de los 16 pisos que el conocido lotero de Sort (Pallars Sobirà), Xavier Gabriel, ha decidido alquilar en Rialp a familias necesitadas por el simbólico precio de un euro a través de la Fundación La Bruixa d’Or.

Greis Vargas es una colombiana divorciada de un catalán, sin trabajo y con una niña de cuatro años que sufre una enfermedad de las llamadas raras, requisitos que la ha hacen merecedora de la vivienda. “Cuando hace tres semanas me llamó personalmente Xavier para comunicarme que había resultado elegida no me lo podía creer. Desde entonces, me siento tratada como una bruja de oro”, señala.

Greis, que también tiene la nacionalidad española, se encontraba en una situación desesperada, en paro, con 426 euros de ayuda familiar como único ingreso y a punto de ser desahuciada de la vivienda que ocupaba en Terrassa. “Gracias a la generosidad de Xavier”, añade, “he tocado el cielo y le estoy muy agradecida. No necesito nada más”. Una vez realizada la mudanza, Greis y su hija Ana Lucía se instalarán a finales de esta semana en Sort. Mientras tanto, el administrador de la Bruixa d’Or y las autoridades locales realizarán gestiones para buscar colegio para la niña y un trabajo para la madre. La menor padece el síndrome de Midas, una enfermedad que le produce graves afectaciones oculares –no tiene un ojo y con el otro ve muy poco- y de la que solo se conocen 50 casos en el mundo. También sufre una enfermedad en la piel de la cara que precisa de muchos cuidados.

Las familias aspirantes deben reunir dos requisitos básicos: que todos sus miembros estén en el paro y que tengan un hijo que sufra alguna enfermedad

La fundación, que ha recibido más de 3.000 peticiones, ha seleccionado a otra familia de Barcelona, con dos hijos de 13 y 11 años que sufren artrogriposis congénita que les afectan a diversas articulaciones. Para acceder a uno de los 16 pisos, en la vecina localidad de Rialp, las familias aspirantes deben reunir dos requisitos básicos: que todos sus miembros estén en el paro y que tengan un hijo que sufra alguna enfermedad. Los 16 pisos que ofrece el lotero de Sort están en un edificio de nueva construcción de Rialp, tienen entre 65 y 75 metros cuadrados, con acabados de primera calidad, plaza de aparcamiento y trastero. “Podía venderlos o alquilarlos para recuperar la inversión, pero viendo lo mal que lo están pasando muchas familias y teniendo estos pisos vacíos no podía permanecer impasible”, señala Xavier Gabriel.

Las familias elegidas pagarán un euro al mes de alquiler durante los primeros seis meses y el precio incluye todos los servicios de agua, gas y electricidad. “La idea es que haya rotación y no se queden más de seis meses. Les ayudaremos a encontrar un trabajo estable y una vez lo consigan, tendrán que dejar el piso para que pueda ocuparlo otra familia necesitada”, explica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS