Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
caso cabacas

“Que no vuelva a pasar”, reclama el padre de la víctima durante el homenaje

Reconoce que lo más duro ha sido escuchar al director de la Ertzaintza que "fue un accidente"

Iñaki Azkuna, a la derecha, habla con el padre de Iñigo Cabacas.
Iñaki Azkuna, a la derecha, habla con el padre de Iñigo Cabacas. efe

El padre de Iñigo Cabacas ha reclamado que la "barbarie" de la muerte de su hijo, fallecido tras recibir un pelotazo de la Ertzaintza hace un año, no vuelva a ocurrir y ha asegurado que uno de los momentos "más duros" desde entonces ha sido escuchar este jueves al director de la Ertzaintza, Gervasio Gabirondo, decir que había sido un "accidente".

Manuel Cabacas, acompañado de su mujer Fina, ha realizado estas manifesaciones en el acto de homenaje organizado por familiares y amigos del fallecido en el punto en el que resultó herido el hincha del Athletic tras la carga policial que se produjo hace un año durante los incidentes registrados tras el partido entre el equipo bilbaíno y el Schalke 04.

El acto ha congregado a familiares, amigos y ciudadanos anónimos y también se han querido acercar al lugar, entre otros, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, acompañado de concejales del PNV, que ha saludado al padre, además de la representante de EH Bildu, Laura Mintegi, y la abogada de la familia, Jone Goirizelaia, entre otros.

El homenaje se ha iniciado con la elaboración de un mural con graffitis, en la que se podía ver siluetas con la imagen de Iñigo Cabacas y con el texto Justicia, Iñigorentzat (Justicia para Iñigo). A lo largo del acto, ha habido bertsos, bailes, así como una ofrenda floral y el descubrimiento de un placa en recuerdo a Iñigo Cabacas.

Su padre ha agradecido a todas las personas que han asistido al homenaje y, en especial, a una chica de Málaga que hace un año fue testigo de los hechos y que, según ha indicado, les ha narrado lo "terrible" que fue lo ocurrido. También le ha agradecido que sostuviera en sus brazos a Iñigo Cabacas y "no le dejara morir en el suelo como un perro".

Manu Cabacas, que ha pedido que no vuelva a pasar esta "barbarie" porque "con uno vale", ha señalado que uno de los momentos más "difíciles" fue cuando llegaron hace un año al hospital de Basurto y vieron a los amigos de su hijo "abrazados llorando" y también el "abandono" de las instituciones, que "no se acercaron" al centro hospitalario.

Tras destacar que su hijo era "estupendo" y no se merecía "esa muerte", ha añadido que, después de su fallecimiento, "lo más duro" fue escuchar este jueves al director de la Ertzaintza decir que fue "un accidente".

El padre de Iñigo Cabacas ha afirmado que es "impresionante" cómo "se cambia de forma de pensar en dos meses". "Como dijo Bielsa ya sé con quien no tengo que contar, no me va a ayudar", ha apuntado En el acto, en el que se han podido escuchar gritos de "justicia" o "policía asesina", también han tomado la palabra la prima y el tío de Iñigo Cabacas que, visiblemente emocionados, han recordado a su familiar como una persona "inquieta, soñadora, con ilusiones y proyectos por desarrllar".

"Pero, Iñigo, si algo tengo que destacar de ti era tu alegría, tu sonrisa contagiosa, es algo que no puedo borrar de mi cabeza. Sonrisa que hace un año no sólo te borraron a ti, sino que nos borraron a todas y todos nosotros", ha afirmado su prima.

En su intervención, han señalado que recientemente han conocido la orden de cargar se recibió desde la comisaría de Deusto, "a pesar de que varios agentes personados en el lugar ya les habían transmitido que la situación era tranquila". "Por qué esa orden de cargar si no había nada que justificase o motivase esa actuación policial?", se han preguntado.

La prima y el tio de Iñigo Cabacas ha recordado que, en su día, exigieron respuestas sobre lo que paso. "Exigimos que quien estuviera en disposición de cambiar esta barbarie lo hiciera, con justicia y veracidad. Eso es lo que hemos venido exigiendo a lo largo de este año y lo que seguiremos haciendo", ha apuntado.

Los familiares de Cabacas también han aludido al hecho de que fuera calificado lo ocurrido como un accidente por parte del director de la Etzaintza. "A eso no se le puede llamar accidente. Una carga brutal, injustificada y desproporcionada con varias personas heridas y con Iñigo muerto, no es un accidente. Dicen que fue un accidente porque no querían causar ese daño. Sólo faltaba que reconocieran que sí querían causarlo. Pero cómo no iban a causar daño disparando como dispararon contra la gente en este callejón?", han afirmado.

Según han señalado, no basta con decir que lo sienten porque "Iñigo murió y su muerte no puede quedar así". Por ello, han exigido "justicia y garantías de no repetición" y eso supone, según han destacado, "otro modelo de actuación policial" porque será la "única garantía" de que no vuelva a suceder.