Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenada una madre por permitir que su hija faltara dos cursos a clase

La mujer, multada con 1.440 euros por abandonar la familia e incumplir el deber de asistencia

Centro de Motril.
Centro de Motril.

Un Juzgado de Motril (Granada) ha condenado a una mujer a pagar una multa 1.440 euros por permitir que una hija suya de 13 años faltara al colegio prácticamente todos los días durante dos cursos escolares.

La sentencia del Juzgado de lo Penal 1 de Motril, a la que ha tenido acceso Efe, condena a la mujer, F.G.C., como responsable de un delito de abandono de familia y de incumplimiento de los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad.

Los hechos se remontan a los cursos escolares 2008-2009 y 2009-2010, periodo en el que la menor estaba matriculada en un centro público de Primaria de Motril y tenía un alto porcentaje de absentismo escolar.

En concreto, en el primer curso no asistió 131 días de los 180 lectivos, y en el segundo tan sólo asistió cuatro días en todo el curso.

Y todo ello, según la sentencia, sin motivo que justificase la falta de asistencia e incumpliendo la acusada su obligación inherente a la patria potestad de procurar su adecuada y obligada formación y educación de su hija.

Los servicios sociales del Ayuntamiento de Motril, en cumplimiento del protocolo de actuación, se pusieron en contacto con la acusada explicándole la situación y la obligación que tenía de facilitar que la menor acudiese al centro escolar.

La acusada llegó a firmar diversos compromisos de asistencia, puntualidad y justificación de faltas que incumplió absolutamente.

Durante el juicio, el director del centro escolar al que tenía que asistir la menor llegó a decir que no conocía ninguna circunstancia que impidiese a la menor ir al centro, que en el curso 2009-10 la madre no llegó a matricular a su hija en el plazo legal y que tras ponerse en contacto con ella lograron la matriculación de la menor fuera de tiempo.

Por su parte, el secretario se refirió a la "falta de preocupación de la madre por la educación de su hija". El juez recrimina la "desidia" de la acusada dado que no llegó a dar ninguna explicación sobre la situación de su hija al no presentarse al juicio.