Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta entrega sus helicópteros a una sola empresa con un subterfugio

Medio Rural contrata a dedo por segunda vez a Inaer para operar las naves contraincendios.

La firma ya gestiona las de Salvamento y Emergencias

Helicópteros de la Xunta actúan en un incendio en Oímbra en agosto de 2011.
Helicópteros de la Xunta actúan en un incendio en Oímbra en agosto de 2011.

El Gobierno gallego anunció ayer que reducirá por ley el importe de los contratos que puede adjudicar sin concurso público o sin pedir ofertas a al menos tres empresas. El límite pasará de 50.000 a 25.000 euros en obras y de 18.000 a 9.000 euros en servicios. Pero apenas dos días antes, el martes, la Consellería do Medio Rural adjudicaba a dedo, con un procedimiento negociado sin publicidad, el alquiler de los helicópteros de lucha contra incendios por 12,3 millones de euros para este año y el próximo. Es la segunda vez que entrega a dedo a la misma empresa, Inaer, el servicio, tan caro que debería adjudicarse con concurso público. Si el año pasado argumentó que se había quedado sin tiempo para convocarlo, ahora sí hubo un proceso con competencia de otra empresa, pero lo declaró desierto y luego entregó el contrato a Inaer, que también opera los helicópteros de Salvamento Marítimo y Emergencias.

Desde hace años Inaer venía prestando el servicio de helicópteros contra incendios, pero las brigadas que transportaban eran contratadas por la propia Xunta. El pasado año Medio Rural decidió que la misma empresa que operase los helicópteros contratase las brigadas argumentando que así se ahorraría dinero, lo que los sindicatos consideraron una "privatización". La conselleira, Rosa Quintana, explicó entonces a este diario que, ante la falta de tiempo para convocar un concurso, optó por una encomienda de gestión y amplió el contrato a Inaer porque era quien ya venía poniendo los helicópteros. La CIG presentó una denuncia por prevaricación contra la conselleira y dos altos cargos y, tras recibir una notificación de que el caso ha cambiado de Sala, está a la espera de que la Justicia se pronuncie.

Este año, con la decisión de contratar a la vez helicópteros y brigadas tomada mucho antes, la Xunta estaba obligada a convocar un concurso. Lo hizo el pasado 28 de diciembre y a él se presentó Inaer, pero también Helibravo Aviación, líder en Portugal y que en España presta servicios de extinción entre otras en Castilla y León. Un mes después de lanzar el concurso, el 28 de enero la consellería lo declaró desierto aduciendo que tanto Inaer como Helibravo incumplían algún punto de los pliegos de condiciones. Al igual que el año pasado, la situación amenazaba dejar a Galicia sin helicópteros contra incendios. Así que Medio Rural optó por un nuevo subterfugio para superar esa dificultad.

Con el concurso desierto, y según recalca la consellería, la ley le permitía, pese al elevado importe a contratar, abrir un proceso negociado sin publicidad (esto es, a dedo, ya que la Xunta decide a qué empresas llama). Dos meses después esa negociación ha acabado entregando el servicio a Inaer, como pronosticaban sindicatos, oposición y técnicos. Y lo ha hecho sin apenas ahorro para las arcas públicas.

Si la Xunta convocó el concurso inicial por un máximo de 12.388.254,88 euros por los dos años de servicio, Inaer se lo ha terminado llevando de forma negociada por 12.380.300,48 euros, con una rebaja de 7.954,40 euros, apenas un 0,06%. Con ese dinero la empresa deberá facilitar, de forma gradual según el riesgo de incendio, siete helicópteros ligeros con nueve brigadas y cinco helicópteros de tipo medio con cuatro brigadas.

Inaer también venía operando los dos helicópteros de Salvamento Marítimo que Fraga compró en 2005 por 27 millones de euros y cuyo mantenimiento costaba 7,5 millones al año. La misma Consellería do Medio Rural e do Mar decidió venderlos el año pasado antes de que envejecieran, para luego alquilarlos a su comprador. A ese concurso se presentó solo Inaer, que se hizo con los aparatos con una oferta que eleva el coste de mantenimiento anual a 8,9 millones de euros, un 18% más. Hasta 2017 la Xunta rebajará esa cuantía a 6,1 millones gracias a descontar lo que ingresa por la venta de los aparatos, pero después, sin helicópteros propios, deberá alquilarlos ya sin esa rebaja. Además, Inaer también se hizo en 2009 con los aparatos de Emergencias de la Xunta por 3,18 millones al año.

 

Más información