Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital de Torrejón tendrá una estación de tren en 2015

El proyecto original, de 68 millones, incluía un 'bypass' ferroviario bajo tierra en el centro

Las apreturas de la crisis han obligado a la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento a revisar el plan original que tenían para mejorar las infraestructuras ferroviarias de Torrejón de Ardoz, gobernado desde 2007 por Pedro Rollán (PP). Para eso se había contemplado una inversión de 68 millones de euros en obra civil, que incluía un túnel de 1,86 kilómetros y la construcción de una estación subterránea en el centro de la localidad. El consejero de Transportes, Pablo Cavero, reconoció ayer que la infraestructura, tal y como estaba pensada, se suspende por problemas presupuestarios. Es decir, que las obras del bypass por el centro y que culminaban en la calle de Londres no se terminarán hasta nueva orden.

A cambio, el Ejecutivo autonómico ha acordado con Fomento remodelar la estación de Cercanías que ya existe y construir una nueva a cuatro kilómetros de la actual, al lado del hospital del municipio, y que estaría terminada en 2015. La inversión para ambas actuaciones sería de ocho millones. Otro objetivo es conectar Torrejón con Chamartín en 20 minutos por una vía alternativa a la vigente, que enlaza a la localidad con la estación de Atocha tras un notable rodeo. La intención es hacerlo para verano. De esta manera se cumpliría una vieja petición de los usuarios locales.

El anuncio se produce después de que el pasado 27 de febrero el Ayuntamiento de Torrejón aprobara una enmienda, firmada por José Luis Navarro, portavoz popular en el consistorio, en la que se pedía a la consejería que explicara “la situación real de dicho proyecto en cuanto a presupuesto, terminación de la obra y cumplimiento de las exigencias de los vecinos en cuanto a sus demandas”.

En el último pleno de la Asamblea, el pasado 21 de marzo, el diputado socialista José Manuel Franco recriminó precisamente a Cavero “la ralentización escandalosa de la obra y la falta de explicaciones necesarias a los vecinos”. “Desde hace un mes, las obras están prácticamente paralizadas: han retirado las bombas de agua, que son absolutamente necesarias, dado el terreno sobre el que están construyendo; han retirado la maquinaria pesada; han retirado al personal de seguridad...”, criticó. Cavero argumentó que en diciembre se había producido “un reajuste de anualidades que supone ejecutar las obras en 56 meses en lugar de en los 30 inicialmente previstos”. También entonces apuntó que su objetivo era “mejorar la conexión entre Torrejón de Ardoz y Chamartín de tal manera que se llegue en 20 minutos”.

“No se puede engañar ni tomar por tontos a los ciudadanos de Madrid que pagan religiosamente sus impuestos”, replicó Franco tras conocer hoy los cambios en el proyecto.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram