Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pinchazos policiales revelan contactos entre Feijóo y Dorado más allá de 2000

Feijóo ha asegurado que cortó su relación con Dorado hacia 1997, cuando se enteró de que estaba inmerso en causas judiciales y que le vio por última vez en un funeral en 1999

Desde que unas fotos publicadas por EL PAÍS destaparon la controvertida relación que mantuvieron Alberto Núñez Feijóo y el célebre contrabandista Marcial Dorado en los años noventa, el presidente de la Xunta no ha dejado de insistir en que desconocía las actividades a las que se dedicaba su compañero de vacaciones y que cortó sus contactos con él hacia 1997, cuando se enteró que estaba inmerso en causas judiciales. Sin embargo, el juez que detuvo a Dorado en 2003 por narcotráfico, José Antonio Vázquez Taín, ha confirmado a este periódico que durante sus pesquisas, que arrancaron en 2001, pinchó el teléfono del narco y grabó conversaciones entre este y Feijóo. Aunque Taín —titular en aquellos años del juzgado de instrucción número 1 de Vilagarcía de Arousa— insiste en que las escuchas no destaparon nada delictivo, el dato aportado por el magistrado contradice la versión del presidente de la Xunta, que hasta ahora ha asegurado que dejó de hablar con el narco hacia 1997 y que la última vez que lo vio fue en 1999, en el entierro de su amigo Manuel Cruz, testaferro de Dorado.

La investigación de Taín a Dorado por narcotráfico arrancó en 2001 y se denominó Operación South Sea. Incluyó pinchazos telefónicos y registros en las viviendas de Dorado. En aquel año, con Aznar de presidente del Gobierno, Feijóo era presidente de Correos y en enero de 2003 se incorporó a la Xunta como consejero de Obras Públicas. "Durante la investigación hubo observaciones de las conversaciones telefónicas de Núñez Feijóo y Marcial Dorado. Esas conversaciones no se consideraron en ningún momento delictivas; ni siquiera se detectaron indicios indicativos de nada", señala Taín en una entrevista con El Mundo publicada hoy sobre el sumario que él abrió en 2001. En los registros, dice Taín, se hallaron fotos de Feijóo con Dorado (la esposa del narco asegura que hay muchas más imágenes). "Cuando hacemos el registro nosotros sabíamos que las fotos estaban allí. Buenos, esas y muchísimas fotos más, porque en esas fechas Dorado era un empresario muy activo y muy dado a sacar fotografías. De hecho, podrían aparecer más fotos del presidente y de mucha gente más... Pero no se incautó ninguna foto porque eran irrelevantes para la investigación", relata el juez. El juez Taín ha desmentido tajantamente además que periodistas de EL PAÍS le mostrasen en mayo de 2012 fotografías de Feijóo con Marcial Dorado como asegura El Mundo en su editorial de hoy.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado esta mañana que "el juez que encarceló a Marcial Dorado ha hablado claro" y considera que, con las palabras de José Antonio Vázquez Taín, "la infamia se acabó". En declaraciones a los medios en Vigo recogidas por Europa Press, el presidente gallego ha reiterado que, desde que se publicaron sus fotos en EL PAÍS con el narcotraficante Marcial Dorado, ha intentado "explicar la verdad de la situación, con la mayor celeridad posible, la mayor sinceridad posible y la mayor transparencia posible". Feijóo no ha hecho alusión a las contradicciones entre la versión del juez y la suya sobre las fechas y duración de su relación con el narco y ha asegurado: "El juez ha concretado que lo que yo estaba contando era cierto". Feijóo ha destacado su disposición a "seguir dando explicaciones", para lo que se ha remitido a su comparecencia, el próximo miércoles, en el Parlamento gallego. "Galicia bien merece la explicación y la verdad", ha concluido.

Más información