Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oliu advierte de una reforma “precipitada” de la ley hipotecaria

El presidente del Sabadell dice que se podría "dañar" el "sistema de relaciones contractuales"

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha advertido hoy del peligro de que el legislador lleve a cabo una reforma "no lo suficientemente ponderada" de la ley hipotecaria a raíz de la situación de emergencia social que viven miles de familias y que ha creado malestar social en torno a los desahucios. En su discurso ante la Junta de Accionistas del banco, Oliu ha afirmado "fruto de la precipitación y el momento" el Congreso podría optar por una reforma de la ley que "dañara" el "sistema de relaciones contractuales", lo cual supondría el "deterioro de la capacidad de financiación externa" de España.

Olu ha sacado hoy pecho ante sus accionistas al recordar que en 2012 el banco no realizó "ningún lanzamiento forzoso", sino que "ha tratado de manera individualizada los casos más urgentes" para dar respuesta a los clientes "abocados a una situación más desesperada". Sin embargo, el presidente de la entidad catalana ha considerado que "la estabilidad del sistema financiero" español y "su credibilidad" en el exterior requieren de "seguridad jurídica" y las "garantías contractuales" fijas en la legislación hipotecaria, sin que ello signifique que no deban introducirse algunas "excepciones y mejoras" para evitar "situaciones humanamente no deseables".

El consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, ha expuesto los resultados del banco en 2012, que a su juicio permiten plantear "nuevos objetivos de crecimiento todavía más ambiciosos". El banco alcanzó a finales de 2012 unos activos de 161.547 millones de euros después de incorporar Banco CAM. La absorción de la entidad permitió, asimismo, aumentar la inversión crediticia bruta y los recursos de clientes al balance en más del 50% respecto a finales de 2011.