Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ingeniero aeronáutico muere al estrellarse la avioneta diseñada por él

La aeronave había despegado del aeródromo de Casarrubios del Monte y cae en El Álamo

FOTO: CRISTÓBAL MANUEL | VÍDEO: ATLAS

Juan Eduardo C. S., un ingeniero aeronáutico de 60 años, ha muerto calcinado este domingo al estrellarse la avioneta que él mismo había construido en un paraje cercano al municipio de El Álamo, según informaron fuentes de Emergencias 112 y del aeródromo de Casarrubios del Monte. La víctima quedó atrapada entre el amasijo de hierros en la que se convirtió la aeronave.

Las previsiones meteorológicas recogían una mala jornada para volar, pero al final el tiempo se arregló por lo que bastantes aeronaves salieron por la mañana.

El accidente se produjo alrededor de las 12.40, en un descampado a dos kilómetros de distancia del aeródromo y a 1,5 del casco urbano de El Álamo. Según las primeras investigaciones, el accidente se produjo cuando el piloto intentó virar y entró en barrena, de la que no pudo salir. La aeronave colisionó contra el suelo y se incendió. Algunos vecinos y paseantes fueron los que llamaron al teléfono de Emergencias 112. Cuando llegaron los bomberos de la Comunidad de Madrid, el fuego se había autoextinguido. Dentro se encontraba Juan Eduardo C. S. También acudieron sanitarios de una UVI móvil del Summa, que solo pudieron certificar el fallecimiento.

Fuentes del aeródromo explicaron que la víctima llevaba “mucho tiempo” en el mundo de la aeronáutica y que casi siempre se había dedicado a construir avionetas. En la que sufrió el accidente era una biplaza que estaba diseñada sobre todo para planear. “Cada uno se hace el modelo según las características que cree más adecuadas para la forma de volar del que la diseña”, añadieron las citadas fuentes.

El ingeniero residía en el municipio de Arganda del Rey, según fuentes de la investigación. “Llevaba toda la vida en esto de la aeronáutica. Era su auténtica pasión”, concluyeron.

Al lugar se desplazó el juez de guardia de Navalcarnero, que ordenó el levantamiento del cadáver cerca de las dos de la tarde. De esclarecer las causas del siniestro se encargan agentes de la Policía Judicial de Arroyomolinos y especialistas de la Comisión de Investigación de Accidentes de Aviación Civil.

El último accidente aéreo mortal registrado en Madrid ocurrió el 27 de abril de 2012 cuando un capitán instructor y su alumno, un alférez de 4º curso, murieron al estrellarse el caza en el que iban, un C-101 del Ejército del Aire. Ambos, que intentaron saltar en paracaídas, realizaban un curso de adiestramiento y regresaban a la base militar de San Javier (Murcia).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >