Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra se niega a responder a Compromís tras un comentario ofensivo en Facebook

El presidente de la Generalitat elude las críticas de la oposición al déficit y falta de financiación

El presidente del Consell, Alberto Fabra, esta mañana en la sesión de control de las Cortes.
El presidente del Consell, Alberto Fabra, esta mañana en la sesión de control de las Cortes.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se ha negado hoy a responder a las preguntas de Compromís en el pleno de las Cortes tras sentirse ofendido por un comentario en Facebook del coordinador local de Alfafar de la formación que lidera Enric Morera. En el comentario, este afiliado de Compromís abogaba por echar al PP "votando o con la escopeta". Tras la sesión de control a Fabra, Compromís, a través de su twitter oficial, ha señalado que las declaraciones de su coordinador local en Alfafar, Joan Sorribes, "no han sido correctas". "Pedimos que rectifique sus palabras. El lenguaje es tan importante como las ideas".

El incidente, que ha marcado la sesión de control, ha permitido difuminar el debate sobre el déficit registrado por la Generalitat en 2012 y ha hecho que Fabra eludiese las críticas por la gestión realizada y la falta de contundencia para exigir una mejora de la financiación autonómica. La única novedad aportada por el presidente de la Generalitat en esta cuestión es que piensa convocar también a la comisión de Economía de los Premios Jaime I para que ofrezca su opinión. Un grupo de trabajo que se reunirá al margen de la comisión de expertos nombrada por las Cortes Valencianas.

En la sesión de hoy, los populares han intensificado las críticas hacia la oposición, después de que este miércoles Ricardo Costa, imputado en el caso Gürtel, recriminase a su portavoz Jorge Bellver, falta de contundencia en la defensa del Grupo Popular ante las críticas de los partidos de izquierda.

Así, Bellver ha iniciado la sesión con una apelación a "la oposición más irresponsable que ha tenido la Comunidad Valenciana en su historia" para contraponer la actitud de socialistas, Compromís y Esquerra Unida con la responsabilidad del Consell.

Alberto Fabra ha insistido en su discurso en la necesidad de revisar la financiación autonómica y en su voluntad de "liderar el proceso", aunque ha evitado comprometerse a llevar la reivindicación ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El socialista Antonio Torres ha tachado al jefe del Consell de "obstáculo para salir de la crisis" y ha reprochado la resistencia del Gobierno valenciano y su presidente a comparecer ante la Cámara para dar explicaciones. Torres, que ha criticado que los diputados valencianos del PP votasen dos veces en contra de sendas iniciativas parlamentarias en el Congreso a favor de que se revise el sistema de financiación, ha anunciado que el PSOE volverá a presentar una nueva iniciativa en el mismo sentido. "Exíjales que rompan la disciplina y que se pongan del lado de los valencianos", ha dicho Fabra.

Sin embargo, el momento de mayor tensión se ha producido tras preguntar Enric Morera, de Compromís. "Ayer hubo unas declaraciones lamentables de un concejal de Compromís de Alfafar. O las retira o no le voy a contestar a ninguna pregunta", ha dicho el jefe del Consell.

Morera, que se ha limitado a señalar que Compromís no tiene ningún concejal en Alfafar, ha evitado entrar en la polémica y se ha centrado en la situación económica de la Generalitat. "Se ha equivocado y lo que tendria que hacer es dimitir. Usted ha incrementado la deuda en 6.000 millones de euros", le ha reprochado Morera a Fabra, que se ha negado a responder tras aclarar que las polémicas declaraciones eran de un coordinador local de Compromís y no de un concejal.

El portavoz de Compromís ha explicado posteriormente en los pasillos que desconocía los comentarios realizados en Facebook por uno de los militantes de la coalición en Alfafar.

El incidente ha sido tachado por la portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, de "lamentable", que ha considerado una falta de respeto a la Cámara que el presidente del Consell se negase a responder a las preguntas de los grupos de la oposición con un argumento como el utilizado por Fabra.

Sanz ha lamentado que el presidente de las Cortes, Juan Cotino, fuese más reivindicativo que Fabra a la hora de exigir financiación y ha exigido al presidente que quite los privilegios a los poderosos y que sea más reivindicativo en Madrid.

 

 

La escopeta era "una metáfora", afirma Sorribes

EFE

El portavoz de Compromís en Alfafar (Valencia), Joan Sorribes, ha afirmado que la referencia que hizo al uso de la "escopeta" para expulsar al PP del Gobierno era "una metáfora" y ha asegurado que cualquiera que lo conozca sabe que no es partidario "de la violencia de escopeta".

Sorribes ha hecho esta aclaración a través de su perfil en Facebook, después de que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se haya negado esta mañana a responder a la pregunta de control parlamentario que el grupo Compromís le ha formulado en las Cortes si no se condenaban las palabras de su portavoz en Alfafar.

Joan Sorribes había escrito días atrás en Facebook en referencia al PP: "O los tiramos votando o los tiramos con la escopeta", frase que ha exigido Fabra que condenara el portavoz parlamentario de Compromís.

El portavoz de Compromís en Alfafar ha mostrado en Facebook su sorpresa por la actitud de Fabra y ha explicado que con esta frase pretendía hacer "una reflexión" sobre la necesidad de que los cambios se produzcan "democráticamente", pero advirtiendo de que si esto no se logra "el riesgo de que alguien pierda la paciencia y tire por el camino del medio es demasiado grande".

"Señor Fabra, esté usted tranquilo y que lo esté también su gente de Alfafar: no seré yo el que vaya con escopeta a la caza de ningún diputado o concejal del PP", escribe Sorribes, quien duda de que los populares también puedan estar tranquilos "por el grado de violencia y de manipulación" a que someten a los ciudadanos.

Según sostiene e portavoz de Compromís, el hecho de que "un sencillo comentario en un Facebook personal de alguien de un pueblo de 20.000 habitantes" haya hecho que el PP tenga "tanto miedo" es un claro ejemplo de que es posible "tirarlos democráticamente".