Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No financiaremos con dinero de parados el comedor de quien puede pagar”

20.000 escolares pagarán el comedor a partir del próximo curso con la reforma de la Xunta de Galicia

Feijóo durante la rueda de prensa tras el Consello
Feijóo durante la rueda de prensa tras el Consello EFE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer con rotundidad y afirmaciones que los datos ponen en duda la decisión de su Gobierno de empezar a cobrar el comedor escolar a casi 20.000 niños a partir del curso que viene, con precios que oscilan entre los 18 y los 81 euros al mes. La medida obligará a pagar, por ejemplo, 81 euros a una madre sin pareja con un hijo que ingrese mensualmente 1.290 euros y a un pareja, también con un solo niño, que gane entre sus dos miembros 1.930 euros. Feijóo sostiene, sin embargo, que el nuevo sistema “respeta a las rentas bajas” y “tiene más equidad” que el anterior, en el que el 92% de los estudiantes no pagaban nada.

“No financiaremos con dinero de parados el comedor de la gente que lo puede pagar”, proclamó el presidente de la Xunta, sin aclarar qué tienen que ver los fondos del desempleo con los menús de las escuelas. Feijóo rechazó además que se estén produciendo recortes en educación.

Quiénes pagarán los menús escolares

18 euros al mes. Familias monoparentales con un hijo que ingresen entre 1.001 y 1.142 euros netos mensuales; parejas con un hijo que perciban entre 1.501 y 1.714 euros netos mensuales; familias con dos progenitores y dos hijos que cobren entre 2.001 y 2.285 euros netos mensuales; hogares monoparentales con dos hijos que ingresen entre 1.501 y 1.714 euros netos mensuales; familias numerosas monoparentales que cobren más de 2.000 euros netos mensuales; y familias numerosas con dos progenitores que ingresen más de 2.500 euros netos mensuales.

45 euros al mes. Familias monoparentales con un hijo que ingresen entre 1.143 y 1.285 euros netos mensuales; parejas con un hijo que perciban entre 1.715 y 1.928 euros netos mensuales; familias con dos progenitores y dos hijos que cobren entre 2.286 y 2.571 euros netos mensuales; y hogares monoparentales con dos hijos que ingresen entre 1.715 y 1.928 euros netos mensuales.

81 euros al mes. Familias monoparentales con un hijo que ingresen más de 1.286 euros mensuales netos; parejas con un hijo que perciban más de 1.929 euros mensuales netos; familias con dos progenitores y dos hijos que cobren más de 2.572 euros mensuales netos; y hogares monoparentales con dos hijos que ingresen más de 1.929 euros mensuales netos.

El sistema actual otorga comedor gratuito a todos los escolares con derecho a transporte por la distancia entre el colegio y su casa. Al resto de niños les aplica también un precio en función de la renta. Sin embargo, pese a las bajadas de salarios que ha traído la crisis económica, con los baremos que pretende implantar a partir del próximo curso el PP tendrán que empezar a pagar familias con ingresos más bajos que ahora. Aquellos hogares de tres miembros que ingresen más de 21.000 euros deberán unir a sus gastos mensuales una cuota por el comedor del niño, algo que hasta ahora hacían los que percibiesen 1.100 euros más y tuviesen cerca el centro escolar. “Lo que era gratuito, seguirá siendo gratuito; lo que era más barato, seguirá igual; y lo que se pagaba se pagará en función de la renta”, insistió Feijóo, quien no considera la retirada de la gratuidad del comedor un recorte.

El anuncio de la extensión del pago de los menús escolares lo hizo la Consellería de Educación después de pedirle a la Xunta Autonómica de Directores, un órgano de carácter consultivo, propuestas para mejorar el sistema. Un grupo de trabajo formado por los responsables de cuatro colegios gallegos remitió el viernes un documento a la Xunta con varias propuestas, basadas fundamentalmente en la necesidad de aligerar la carga de trabajo administrativo que la gestión de los comedores les suponen a los directores de centros.

La consellería les preguntó a los responsables de las escuelas si estarían a favoar de revisar los criterios de gratuidad, pero fuentes conocedoras del documento aseguran que los directores optaron por no manifestarse sobre este punto por tratarse, explican, de una decisión que compete a los políticos. Educación, finalmente, ha optado por un baremo de rentas que retira la gratuidad del comedor a niños cuyos padres no cobran ni 1.000 euros al mes