Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Caja Laboral recupera en Estambul el sabor de la victoria

El conjunto vitoriano estuvo a punto de tirar el partido contra un incapaz Besiktas (73-83)

Heurtel controla el balón ante la oposición del jugador del Besiktas Gasper Vidmar. Ampliar foto
Heurtel controla el balón ante la oposición del jugador del Besiktas Gasper Vidmar. afp

Caja Laboral ha cortado la racha de cinco derrotas en el Top 16 de Euroliga con un sufrido triunfo en la cancha del Besiktas en Estambul (73-83), maquillado en los minutos finales.

En un duelo donde el Baskonia exhibió sus dos caras, pasó de arrollar al Besiktas por veinte puntos al descanso (23-43), a estar a punto de tirar por la borda el partido con una nefasta puesta en escena tras la reanudación que puso a los turcos 43-45 en el minuto 26.

Caja Laboral tuvo que esperar y sufrir en el cuarto final para despegarse definitivamente y con holgura para sumar la quinta victoria en la segunda fase de Euroliga. Ante un Besiktas que nada tiene que hacer en la competición, la victoria fue lo mejor para los de Zan Tabak, que vuelven a ganar desde que el pasado 17 de enero lo hicieran por última vez.

En un desangelado pabellón quedó patente la diferente necesidad de cada equipo y Caja Laboral puso de salida mayor voluntad para amarrar un triunfo obligatorio en su pelea por alcanzar los cuartos de final de la Euroliga ante un Besiktas que no conoce el triunfo en diez jornadas del Top 16.

Besiktas, 73 - Caja Laboral, 83

Besiktas: Minard (14), Ozer (13), Cetin (3), Akin (4), Vidmar (18) —cinco inicial—, Guler (3), Falker, Markota (13), Christopher (5), Acik.

Caja Laboral: Heurtel (3), Causeur (6), San Emeterio (10), M. Bjelica (2), Lampe (14) —cinco inicial—, Cook, Nocioni (22), Pleiss (15), N. Bjelica (11).

Parciales: 10-18, 13-25, 27-15 y 23 25.

Árbitros: Pukl (SLO), Ryzhyk (POL), Koromilas (GRE). Señalaron técnica
a Nocioni (m. 23) y Heurtel (m. 25). Sin eliminados.

Pabellón Abdi Ipeki de Estambul. 2.000 espectadores.

Con escaso ritmo y menos baloncesto, los vitorianos pusieron tierra de por medio en el minuto diez (10-18), aprovechando las concesiones turcas. En el arranque del segundo, el Baskonia llevó la renta a un contundente 10-27, ante la indolencia y anarquía de un Besiktas inoperante.

El club vitoriano afrontó el lejano entrenamiento en tierras turcas en medio de la incapacidad de un rival impropio de un Top 16 de Euroliga que nada pudo hacer por evitar un marcador contundente al descanso (23-43) y que solo encestó nueve canastas de 29 intentos en el primer tiempo.

Los segundos veinte minutos se disputaron por cumplir la normativa de competición, porque no había ninguna duda sobre la identidad del vencedor y la única incógnita por despejar era la ventaja de Caja Laboral en el bocinazo final. La relajación por un partido tan sencillo fue el principal enemigo que tuvieron los vascos y ofrecieron sus peores minutos en la reanudación (43-45, minuto 26), tras una técnica a Heurtel.