El Ayuntamiento deberá pagar 280.000 euros a 38 trabajadores por despido nulo

El Ayuntamiento dejó en el limbo a los empleados al cambiar el modelo de concesión en el Palacio Municipal de Transportes

El Tribunal Superior de Justicia ha instado a la empresa municipal Madridec a “reincorporar de forma inmediata” a los 38 trabajadores que prestaban servicios de restauración en el Palacio Municipal de Congresos. Los empleados se quedaron en la calle cuando, al concluir la anterior concesión, el Ayuntamiento cambió de modelo y dejó en manos de “empresas homologadas” ese servicio. Ahora, deberá abonar 280.000 euros en salarios atrasados, decidir qué va hacer con esos trabajadores.

El Palacio de Congresos abrirá en abril, tras medio año en el dique seco para solventar los graves fallos de seguridad detectados en una inspección previa a la tragedia del Madrid Arena pero que sólo se tuvieron en cuenta después. La instalación cuenta con dos restaurantes, cafetería y catering. Hasta julio de 2012, se encargaba de ellos la empresa Mónico Gourmet, ganadora del concurso en 2003. Abonaba al Ayuntamiento 600.000 euros al año. En julio de 2012, cuando caducó la concesión, abandonó las instalaciones y comunicó a los 38 empleados que pasaban a manos municipales.

En principio, el Ayuntamiento debía convocar otro concurso: el ganador se haría cargo de instalaciones y trabajadores. Pero Madridec cambio el modelo y esas 38 personas se fueron a calle sin un euro de indemnización y sin poder cobrar en muchos casos el paro por estar judicializado el caso.

El 4 de diciembre, el tribunal condenó al Ayuntamiento a contratar a los trabajadores o indemnizarles. En un auto del 27 de febrero al que ha tenido acceso EL PAÍS, decreta la ejecución provisional de esa sentencia, obligando a reincorporar a los trabajadores o, en su defecto, a abonar su salario mensualmente sin ninguna contraprestación laboral.

Además, requiere a la empresa que pague los sueldos pendientes de julio a diciembre. Madridec ha declinado hacer comentarios. Pero el edil de Izquierda Unida Ángel Lara ha ilustrado la complicada situación provocada por la gestión “desastrosa” del Gobierno municipal, al que en su día advirtió personalmente del problema que se iba a generar, sin ni siquiera tener acuse de recibo.

El Ayuntamiento tiene ahora 38 trabajadores a los que no puede dar tarea porque los servicios están en mano de las empresas homologadas. Podría sacar a concurso la concesión, pero las empresas homologadas podrían demandarle. Las interesadas tienen además la sartén por el mango: según Lara, en sus contactos preliminares, al precio sugerido de 60.000 euros al mes, éstas le han respondido al Ayuntamiento que 20.000. El limbo al que quiso lanzar a los trabajadores le va a costar caro al Ayuntamiento… o mejor dicho, a los madrileños.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50