Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los impagos dejan a Casa Mediterráneo sin presupuesto

Xàbia deja el consorcio y el Consell debe 2 millones, Alicante 710.000 y Benidorm 580.000 euros

Casa Mediterráneo no tiene ni borrador de presupuesto para este ejercicio en curso, y estamos en marzo. Y no puede tenerlo porque desconoce las aportaciones que tienen previsto realizar las diferentes instituciones que forman parte del consorcio. El año pasado no pagaron casi nada, y la deuda empieza a ser abultada. “Necesitamos saber quién forma parte del consorcio y quién cumplirá con los pagos”, se pregunta su directora Almudena Muñoz, quien está dispuesta a “adaptarse a la realidad presupuestaria, pero hay que fijar un horizonte fiable”, se queja.

La viabilidad y el futuro de esta institución, dedicada a la diplomacia pública entre las dos orillas del Mediterráneo, depende de las aportaciones de otras instituciones, cuya deuda empieza a pesar como una losa. La Generalitat debe dos millones de euros correspondientes a varios ejercicios, el Ayuntamiento de Alicante acumula una deuda de 710.000 euros, de 2011 y 2012, el de Benidorm otros 580.000 euros y el de Xàbia 200.000. Las únicas aportaciones que están llegado con cierta regularidad son las del Ministerio de Asuntos Exteriores. “La voluntad política es de continuar con este proyecto, pero tenemos que saber quien paga y quienes están dispuestos a seguir”, advierte la directora de la institución que tiene previsto convocar una próxima reunión del consorcio para forzar un compromiso del resto de Administraciones.

Xàbia se sale

El Ayuntamiento de Xàbia, por unanimidad, acordó en su último pleno, celebrado el jueves pasado, abandonar el consorcio de Casa Mediterráneo y dejar de abonar los 50.000 euros de 2012. “Teníamos unas expectativas de actividades y de promoción que no se han visto compensadas”, admite el alcalde socialista, José Chulbi, quien explica que con la actual coyuntura de crisis económica, con menos ingresos y recortes en los Ayuntamiento, es “imposible” seguir pagando. “Creo que lo más honesto es irnos antes de que la deuda aumente”, admite el regidor, que reconoce que “Xàbia no se ha visto compensada”.

La directora de Casa Mediterráneo este lunes todavía no tenía notificación oficial del abandono de Xàbia del consorcio. “Las empresas se adaptan, y nosotros también, pero necesitamos saber el escenario en el que nos tenemos que mover para programar actividades”, concluye Almudena Muñoz.

 

Más información