Un experto pide limitar el crecimiento a que haya disponibilidad de agua

El responsable del Centro de Desertificación insta a los políticos a limitar el crecimiento

El director en funciones del Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE), Patricio García-Fayos, ha instado a los políticos y autoridades competentes a limitar el crecimiento de las ciudades y del territorio a la disponibilidad de recursos hídricos para su abastecimiento.

García-Fayos ha destacado que es importante reducir la huella hídrica (el volumen total de agua consumido por persona y año, teniendo en cuenta también la utilizada para producir bienes y servicios) y apostar por procesos que requieran un menor uso de agua.

Según este especialista, "falta la parte más manipulable", que es que las autoridades pongan un límite al crecimiento y que los informes de las confederaciones hidrográficas sobre la garantía o no de abastecimiento sean vinculantes a la hora de autorizar una urbanización o gran infraestructura.

“Si tenemos agua para un millón de personas, no podemos permitir que vivan aquí dos millones de personas”, ha explicado este investigador, para quien "está claro cuál es el agua que podemos utilizar y qué es lo que podemos aumentar en eficiencia, pero siempre hay un techo".

"Les toca a los administradores decir hasta aquí hemos llegado y de aquí no deberíamos de pasar", ha defendido García-Fayos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS