Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEVISIÓN

La interinidad en la dirección de EiTB eleva el nerviosismo tras el seguro recorte

Urkullu niega que el reajuste afecte al empleo, aunque se teme hasta un 30% menos de presupuesto

Presentacion programa Mihiluze de ETB con Kike Amonariz e Illaski Serrano.
Presentacion programa Mihiluze de ETB con Kike Amonariz e Illaski Serrano. EL PAÍS

El tribunal evaluador para la provisión de las plazas de plantilla de EiTB se reunió el pasado martes. A la cita no acudieron ni el gerente en representación del director general ni el director de ETB ni el jefe de explotación, Mikel Agirre, que horas antes había renunciado como candidato a asumir el ente. El director de Recursos Humanos, Javier Salcedo, presidió la sesión.

Esta fotografía refleja el clima de interinidad que se ha apoderado de la cúpula de EiTB tras la ausencia de un candidato que inicie el relevo del actual equipo directivo en funciones, nombrado por el Gobierno vasco socialista. Esta anómala situación se ve agravada, además, por el temor compartido entre la plantilla de que se avecina un inmediato recorte presupuestario aunque, según garantizó ayer el lehendakari, Iñigo Urkullu, no supondrán reducción de empleo público “y distará mucho de lo ocurrido en otras televisiones”.

Precisamente la magnitud del recorte en el contrato programa del Gobierno para financiar EiTB se asocia a la renuncia de Mikel Agirre, que ha dejado un regusto demasiado amargo en Lehendakaritza y en el PNV. Así, mientras el propio Agirre manejó en sus contactos con PSE y EH Bildu que el recorte oscilaría entre el 12 y el 20%, de los números esbozados por el consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, la reducción para EiTB podría rondar el 30% de media. Este aumento habría sido definitivo para que Agirre abandonase, máxime después de conocer que no podría contar a pleno rendimiento con el apoyo de Pello Sarasola, considerado su mano derecha y responsable de la televisión vasca.

En EiTB se asume como inevitable el reajuste y es a partir de este reconocimiento donde toma cuerpo la posibilidad de que el Gobierno vasco recupere la línea argumental del informe encargado por la anterior consejera de Cultura, Blanca Urgell, que básicamente proponía como ejes estratégicos el despido de 150 trabajadores y el cierre del centro de producción de Miramón, donde trabajan 270 personas, que suponen alrededor del 26% de la plantilla.

El Parlamento elige en el pleno a los 15 miembros del consejo de administración de EiTB

Bajo este supuesto, fuentes internas de EiTB entienden que podría acomodarse un modelo viable que situaría en Bilbao un único centro de producción, ofreciendo Miramón a la federación vasca de productoras. A su vez, ante un hipotético recorte de plantilla más allá de las lógicas prejubilaciones, los sindicatos podrían esgrimir a la futura dirección que acometiera una reducción del actual centenar de gestores, y que en su mayoría ocupan puestos de responsabilidad sin haber superado un examen previo de acceso.

Mientras, se mantiene la sucesión de rumores sobre el nuevo candidato que el PNV deberá proponer al PSE para conseguir su apoyo, como ya ocurrió con Mikel Agirre. El Gobierno aplazó hasta el jueves cualquier comunicación oficial sobre el candidato y así coincidirá con la elección en el pleno del Parlamento de los 15 miembros del consejo de administración que representarán a los grupos. Curiosamente, ni siquiera entre algunos de estos futuros consejeros hubo coincidencia sobre el posible candidato. Así, Jaime Otamendi tendría dificultades de superar el plácet del PSE tras su polémica entrevista a Patxi López en 2009; Andoni Aranburu negó que haya sido propuesto para el cargo y Bingen Zupiria también se incorpora a las alternativas.