Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ÓRDAGO SOBERANISTA CATALÁN

El PSC se desmarca del PSOE y hoy votará a favor del derecho a decidir

Rubalcaba cita a Navarro en Ferraz, pero no logra mantener la disciplina

El texto insta al Gobierno a dialogar con la Generalitat para posibilitar una consulta a los ciudadanos

Pere Navarro, primer secretario del PSC.
Pere Navarro, primer secretario del PSC.

El primer secretario del PSC, Pere Navarro, pidió ayer a los 14 diputados de este partido que apoyen hoy en el Congreso una propuesta de resolución a favor del derecho a decidir de los catalanes. El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no pudo frenar lo que será la primera vez que los diputados del PSC votan de manera distinta a los del PSOE y, por tanto, romperían la disciplina de voto en una cuestión de gran calado político.

La postura de los socialistas catalanes se materalizará en apoyar las propuestas de resolución a favor del derecho a decidir que presentan por separado CIU e ICV. En esos textos se insta al Gobierno central a "iniciar un diálogo con el Gobierno de la Generalitat, en aras a posibilitar la celebración de una consulta a los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña para decidir su futuro".

El PSC considera que este redactado se ajusta a los planteamientos que ha defendido el partido en los últimos meses y que llevó a su programa de las elecciones autonómicas, en contra de lo que piensa el PSOE, que se ha posicionado radicalmente en contra del derecho a decidir. El anuncio del PSC, fue replicado por portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso, el exministro Ramón Jáuregui, quien rechazó la celebración de la consulta. En su opinión, esa iniciativa “no ayuda para nada a Cataluña”, y ni siquiera serviría para satisfacer las demandas independentistas.

El desmarque del PSC respecto al PSOE se produciría en el peor momento que atraviesan las relaciones entre ambos partidos

El anuncio de Pere Navarro provocó un profundo malestar en el PSOE, al punto de que su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba se reunió con él durante toda la tarde de ayer en Madrid para que los diputados socialistas catalanes reconsiderasen su posición. En la reunión estuvieron presentes Rubalcaba, Navarro, Elena Valenciano y Antoni Balmón y no fue posible el acuerdo. Fuentes del PSOE mostraron su preocupación por la situación creada y porque puede suponer una ruptura del Grupo Socialista. La salida que intentaron fue la redacción de enmiendas al texto de los demás partidos catalanes que permitiera abrir una puerta para que el PSC mantuviera su posición sin romper la disciplina de voto.

La dirección del Grupo Socialista daba por perdida la posibilidad de acuerdo, prevé que se aplique la sanción prevista en el reglamento interno y, sobre todo, aventuraba que puede ser el inicio de más desencuentros a medida que avance el proceso soberanista en Cataluña. Varios diputados del PSC expresaron ayer a este periódico su voluntad de romper su disciplina de voto. Se da la circunstancia de que alguno de ellos está integrados en la dirección del Grupo Scocialista del Congreso. Su tesis, según uno de ellos, es que el PSC se presentó a unas elecciones en Cataluña con el reconocimiento del derecho a decidir y que el propio Rubalcaba hizo campaña a favor de ese programa. Añaden que en el último Comité Federal Navarro anunció que lo defendería, en contra de la posición clara del PSOE.

El desmarque del PSC respecto al PSOE se produce, además, en el peor momento que atraviesan las relaciones entre ambos partidos después de que Pere Navarro sorprendiera a todo el mundo la semana pasada reclamando la abdicación del Rey y que diera paso al príncipe Felipe. Aquel anuncio de Navarro se produjo, además, el día del debate del estado de la nación, cuando Rubalcaba se enfrentó en su primer duelo dialéctico a Mariano Rajoy en el Congreso, lo que provocó un gran malestar en el líder del PSOE que le transmitió ese mismo día por teléfono.

Pere Navarro reprochó ayer a los partidos catalanes que apoyan la propuesta de resolución en el Congreso que no hubieran presentado ese mismo texto en el Parlamento catalán el pasado 23 de enero, cuando se votó una declaración en la que se definía a Cataluña como "sujeto jurídico soberano". Navarro dijo ayer que de haberse votado en Barcelona lo mismo que hoy se votará en Madrid, el PSC lo habría apoyado "porque coincide con lo que el PSC llevó en su programa electoral", añadió.

La previsible ruptura de la disciplina de voto del PSC respecto al PSOE en una votación en el Congreso culminaría un debate en el que está inmerso desde hace meses el partido de Pere Navarro sobre la necesidad de que sus diputados socialistas tengan un grupo parlamentario propio. Esa posibilidad se planteó semanas antes del congreso de diciembre de 2011 que encumbró a Pere Navarro al frente del PSC en sustitución de José Montilla. Sin embargo, el aparato del partido y el sector más catalanista pactaron una resolución en la que se anunciaba la redacción de nuevo protocolo de relaciones entre ambos partidos que sigue sin concretarse.

Otra cuestión que queda por aclarar, será, además, si todos los diputados del PSC siguen la consigna de Pere Navarro que se acordó en la reunión de la Ejecutiva del PSC celebrada ayer y votan a favor del derecho a decidir. "Nuestro deseo es que así sea", dijo el líder del PSC, quien incluyó también en su deseo a la la exministra Carme Chacón, cabeza de lista por Barcelona por el PSC en las pasadas elecciones. Chacón se pronunció recientemente en contra del derecho a decidir en una reunión del Grupo Socialista en la que aseguró claramente que es una falacio de los partidos nacionalistas. La diputada socialista necesitará apoyos si finalmente volviera a dar batalla para ser cabeza de lista de los socialistas españoles en las próximas elecciones generales.

Más información