Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctimas de las preferentes e indignados confluyen en una protesta masiva

Las plataformas denuncian el suicidio de un afectado por las preferentes en la localidad coruñesa de Melide

Un momento de la manifestación de afectados por las preferentes en A Coruña
Un momento de la manifestación de afectados por las preferentes en A Coruña

Una mutitudinaria manifestación de afectados por las participaciones preferentes, con la presencia de plataformas de toda Galicia ha colapsado parte del centro de A Coruña este sábado para reclamar que les devuelvan la totalidad de sus ahorros, en una marcha que ha confluido en los Jardines de Méndez Núñez con el inicio de una protesta de la Marea Cidadá contra el "golpe del Estado financiero". Esta marcha formaba parte de las movilizaciones convocadas en toda España aprovechando el 23-F y en ella participaron también miles de personas.

Al final de la manifestación, una de la portavoces de la plataforma coruñesa ha denunciado el primer suicidio de un afectado por la estafa de las preferentes, según ha asegurado, se trata del caso de Santiago, un ciudadano de Melide (A Coruña), que "fue al banco a pedir su dinero y cuando volvió a su casa se ahorcó". "Con nuestras vidas no se negocia", ha comenzado a gritar los manifestantes pasadas las 13.00 horas al final de la protesta tras guardar un minuto de silencio por Santiago, en una marcha que ha arrancado alrededor de las 11.30 horas de la Delegación del Gobierno y ha transcurrido por diversas calles céntricas de la ciudad. Bajo el lema 'Estafados polos bancos, expropiados polo Goberno' los afectados se han manifestado en un ensordecedor ambiente con sus ya tradicionales bocinas y silbatos, al tiempo que han gritado diversos cánticos como: 'No pararemos hasta que cobremos', 'Qeremos solución, culpables a prisión' o 'Feijóo escoita, seguimos en loita'.

Todo ello en una manifestación en la que se han empapelado de diferentes reivindicaciones las sedes de Novagalicia situadas en el Obelisco y la rúa Nueva. En esta protesta se han vistos carteles reivindicativos en los que se podía leer 'Luto por ver un país lleno de ladrones y corruptos', al lado de una simbólica comitiva fúnebre en la que se ha portado un ataúd. Los portavoces de las distintas plataformas han coincidido en su rechazo frontal a cualquier quita en la devolución de sus ahorros.

Unas 3.000 personas de la manifestación de las preferentes se sumaron a la marcha que comenzaba a continuación, tambén multitudinaria, contra el "golpe de Estado financiero", en la que el blanco de los gritos fueron la "clase política, los banqueros y los empresarios". El recorrido de la marcha ha sido especialmente simbólico con paradas ante la sedes de organismos como el Banco de España, un instituto público -donde han prendido fuego a un muñeco que simbolizaba al ministro de Educación, José Ignacio Wert-, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia o la Delegación del Gobierno, donde ha concluido. Uno de los momentos más emotivos se ha vivido cuando la manifestación ha pasado por los alrededores de la vivienda de Aurelia Rey, la mujer de 85 años sobre la que pende una orden de desahucio por  el pago retrasado de dos meses de alquiler de un inmueble en el centro de A Coruña.