Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV-PSOE pide apoyo económico en los casos de corrupción

Los ciudadanos pueden aportar fondos para pagar las acusaciones populares

“La corrupción es uno de los principales lastres que impiden que los valencianos podamos salir de la crisis”, señaló ayer el secretario de Organización del PSPV-PSOE, Alfred Boix. Esa lucha que, según sostuvo, los socialistas valencianos “lideran”, ya que están personados como acusación popular en todos los grandes casos, “resulta cara”. De ahí que el partido que lidera Ximo Puig haya decidido abrir una campaña para recabar el apoyo económico de los ciudadanos.

El PSPV-PSOE ha elaborado un vídeo para divulgar la campaña en el que se recuerda que “la corrupción cuesta dinero” y se pide apoyo a los ciudadanos. Boix comentó que su partido ha evaluado en “más de 1.189 millones de euros” el daño causado por los escándalos de corrupción a la sociedad valenciana en los últimos tres años y explicó que una campaña como la que emprenden los socialistas valencianos “es la primera vez que se plantea”.

La iniciativa, contemplada en la ley de financiación de los partidos políticos, tiene peculiaridades. La primera de ellas es que las donaciones no pueden ser anónimas. El PSPV tendrá que justificar todas las aportaciones recibidas en una cuenta al margen de las finanzas de la organización. El partido no hará públicos los nombres de los donantes, pero la recaudación será sometida a una auditoría. Cada donante recibirá, además, un certificado de su aportación.

“Los partidos tienen recursos muy limitados para combatir la corrupción”, explicó Boix. De ahí la iniciativa de los socialistas, que persiguen tres objetivos: “que se devuelva hasta el último céntimo; que no escapen de la justicia los culpables y seguir hasta el final cada uno de los casos de corrupción”.

De momento, el PSPV-PSOE canalizará las donaciones “a partir de cinco euros” a través de su página web y de su boletín digital, aunque más adelante hará operativos otros mecanismos de participación.

Frente al compromiso de los socialistas, que no siguen otras fuerzas políticas —Boix citó, como excepción, la personación como acusación de Esquerra Unida en la parte del caso Brugal que afecta al Plan General de Alicante—, la respuesta de Alberto Fabra consiste, según el secretario de Organización del PSPV-PSOE, en mantener “una bancada de diputados llena de imputados y procesados a la espera de que los tribunales hagan el trabajo que él es incapaz de hacer”. Boix se comprometió a dar cuenta de las cantidades que se vayan recaudando y a que se dedique a la lucha contra la corrupción todo lo que se recoja.