música

Profetas del ‘latin soul’

La banda barcelonesa Los Fulanos, que mezcla ‘soul’ y ritmos afrocubanos en su ecléctico repertorio, presenta esta noche en Madrid su último disco, ‘Si esto se acaba, que siga el boogaloo’

La banda barcelonesa Los Fulanos.
La banda barcelonesa Los Fulanos.

Dicen que son la rama española de una franquicia internacional: abundan los grupos con el nombre de Los Fulanos al otro lado del Atlántico. Se trata de una broma, claro: nadie cultiva su particular combinación de soul y bugalú; han acompañado a personajes tan dispares como el rumbero Peret y el afrofilipino Joe Bataan.

Juan Carlos Fulano, que ejerce de portavoz, dice que Peret y Bataan no se conocen, pero que podrían entenderse. “Son old school, nadie les engaña. Bataan no se fía de los promotores y siempre pregunta ‘¿dónde está la plata?’. Peret se preocupa mucho por el sonido, es muy meticuloso”.

Les pillamos en la carretera, algo muy apropiado. Juan Carlos recuerda que la iluminación para Los Fulanos le vino mientras viajaba desde Barcelona a Orense: “Paré en un área de servicio y me compré un recopilatorio de música latina. Lo escuché sin parar, sobre todo el Taxi driver, de Charlie Palmieri, y me dije ¡yo quiero tocar esto!”.

Varios de estos Fulanos participan en la Fundación Tony Manero o en Chocadelia Internacional, un conglomerado de músicos que usa el estudio Estación Funk. “Bueno, es estudio, local de ensayo y dormitorio en caso de necesidad. ¡Sufrimos de incontinencia creativa! Y eso nos ayuda a sobrevivir a la crisis. Ya nos hemos olvidado de los buenos hoteles, ahora vamos a hostales”.

Con una formación de nueve músicos, urge realizar todo tipo de equilibrios. Tendentes a ver la vida de manera risueña, ese empobrecimiento hasta encaja con el “espíritu fulano”, explica. “El bugalú viene del Spanish Harlem, donde se mezclaron las raíces de los inmigrantes con el soul negro. Allí, el fulano sería lo que llaman el guapo, el tipo callejero que se busca la vida. Es una filosofía muy latina ¡y muy ibérica!”.

Los Fulanos combinan diversas nacionalidades: “Tenemos un inglés, un cubano, un italiano crecido en la Argentina. Somos músicos de conservatorio pero nos batimos el cobre. Hemos funcionado en fiestas privadas y fiestas mayores, en locales de jazz y como teloneros de The Human League. Todos terminan bailando”.

Les ayuda un repertorio ecléctico, donde sus originales conviven con piezas de Prince o New Order. “Son ideas que surgen en los ensayos, sugerencias que nos hacen en la discográfica. Demostramos que todo puede entrar en clave”, añade Juan Carlos Fulano.

Sobre la resurrección del bugalú, solo pueden especular. “Aquella música triunfó demasiado rápido, con éxitos como Bang bang, El watusi, I like it like that. Hubo un conflicto generacional; radios y promotores latinos prefirieron apostar por la salsa. Pero el latin soul se cerró en falso. Cuando los pinchadiscos europeos empezaron a rescatarlo, se vio que funcionaba perfectamente. Y aquí estamos nosotros. Los hijos bastardos de Ray Barretto y Bobby Valentín”.

Los Fulanos actúan esta noche en la Sala Siroco, calle San Dimas nº 3 . 22.00. 7 euros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50