Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA prevé que la economía valenciana será la que más caiga de España

El banco contempla una caída del 1,8% en 2013 y el menor crecimiento en 2014

El servicio de estudios del BBVA presentó este miércoles sus previsiones económicas para este año y el siguiente, que vienen cargadas de malas noticias para la Comunidad Valenciana. Será el territorio donde más caiga el Producto Interior Bruto (PIB) en 2013, un 1,8% frente al 1,1% que estima para el conjunto de España. Y será donde menos crezca en 2014, un 07% frente a un 1,1% pronosticado para España.

Y hay más: la valenciana ya fue con Castilla-La Mancha la autonomía que más decreció en 2012 (un 2,3%, que contrasta con la caída del 1,4% en España). Y la que peor había aplicado las medidas de consolidación fiscal para contener el déficit a la altura del tercer trimestre del año pasado. La Consejería de Hacienda que dirigió hasta noviembre José Manuel Vela no había conseguido cumplir, ni en el capítulo de ingresos ni en el de gastos, ni el 20% de lo contemplado en su plan de reequilibrio. Un pobre porcentaje que contrasta con las autonomías más cumplidoras, como Aragón, donde las medidas de gasto habían sido ejecutadas en un 70% o Canarias, que alcanzó un 90% de cumplimiento en sus medias de ingresos. En general, prácticamente todas las autonomías habían logrado llegar a un cumplimiento del 50% al menos en una de las variables.

La crisis continúa

El servicio de estudios del BBVA prevé que este año la Comunidad Valenciana registre una caída del PIB del 1,8%. Para el conjunto de España contempla que el descenso sea del 1,1%.

En 2014 el territorio volverá a crecer, pero solo un 0,7%. Un ritmo inferior al del conjunto de España (1,1%) y muy alejado de las tasas que tradicionalmente se consideran suficientes para crear volúmenes importantes de empleo. Ahora hay 700.000 parados en la autonomía, y la tasa de desempleo se eleva al 28,1%, lo que representa dos puntos más que el promedio de España.

El informe confirma el fracaso de los planes de reequilibrio de la Generalitat, que no ha conseguido cumplir ni en un 20% sus objetivos de aumento de ingresos y disminución de gastos.

El informe destaca que la Comunidad Valenciana, al igual que otras siete autonomías fijaron como parte de sus medidas de aumento de los ingresos, la venta de activos. En el caso de la valenciana, ello se perseguía mediante privatizaciones y venta de inmuebles, que los datos del BBVA confirman como un rotundo fracaso. “La imposibilidad para hacer efectivas la mayoría de estas operaciones justifica que sean estas comunidades las que muestran una menor ejecución de sus medidas de ingresos”, indican los autores del informe.

Ello abre la puerta, continúan, al incumplimiento de los planes de consolidación fiscal.

La consecuencia es que la reducción del déficit no lograda en 2012, cuando la meta era que el déficit público no superara el 1,5% del PIB, se trasladará al actual ejercicio, en el que el listón a cumplir es todavía más exigente: el 0,7% del PIB. “No obstante, los presupuestos aprobados por todas las comunidades”, incluida la valenciana, “asumen como punto de partida el cumplimiento del objetivo de 2012, lo que supone que aquellas que hayan incumplido deberán de presentar planes de ajuste adicionales”. Esto es, una nueva oleada de recortes y aumento de ingresos que el servicio de estudios recomienda que incluyan “el esfuerzo necesario para cumplir el objetivo”.

El BBVA presentó hace casi un año sus previsiones para 2012, en las que ya anticipó un grave batacazo para la Comunidad Valenciana, para la que pronosticó una caída del 2,2% del PIB que finalmente ha sido una décima superior. El servicio de estudios contempla que la recuperación se inicie lentamente en 2014 y que a partir de la segunda mitad de ese año empiece a crearse empleo.