Una delegación de la Eurocámara urge a limpiar la ría de A Coruña

Los diputados europeos se declaran "muy negativamente impresionados"

A la vista está la contaminación de la ría coruñesa de O Burgo. Y “fundamentadas” son las denuncias de la Cofradía de Pescadores y de la plataforma en defensa de esta ría otrora tan rica en recursos naturales y marisqueros, según declararon los eurodiputados de la Comisión de Peticiones del Parlamento de Estrasburgo tras recorrer ayer la ribera de A Coruña. Una delegación que quedó “muy negativamente impresionada” por el estado de las aguas que bañan la capital provincial y sus aledaños. Urge a retirar “lo antes posible” la gran cantidad de lodos y deshechos de esa ría, reclamó el portavoz de esa representación parlamentaria, Philippe Boulland.

 “Se ha hecho mucho” en materia de depuración de aguas residuales pero “aún queda mucho por hacer”, advirtió Boulland al anunciar que antes del verano esta comisión del Parlamento europeo emitirá un informe sobre el estado de la ría coruñesa. España, recordó Boulland, puede enfrentarse a una sanción económica e incluso al bloqueo de ayudas europeas si no acomete con diligencia las medidas que se establezcan en las recomendaciones de ese informe. Y también podrían recaer multas por el retraso en limpiar una ría atestada de lodos desde hace décadas. “Pueden suponer problemas de sanidad pública”, recordaron los eurodiputados.

Más información
Nadie se responsabiliza de la contaminación en las rías

Los ocho eurodiputados también e pasearon durante hora y media por la orilla de otra de las rías más contaminadas de Europa, la de Ferrol, y, muy posiblemente, la única con una planta de gas dentro, informa Lorena Bustabad. La construcción de Reganosa junto a un grupo de viviendas habitadas en Mehá (Mugardos) impresionó a los políticos, entre los que se contaban parlamentarios del PP, PSOE, IU y BNG. “Las peticiones eran legítimas y fundamentadas”, resumió Boulland, que reclamará más información sobre la terminal. La delegación europea también comprobó que los 500 mariscadores de la ría ferrolana no exageraban al denunciar la contaminación endémica que mantiene la mayor parte de los bancos vetados a la extracción directa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS