Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá convierte Turismo Valencia en un cortafuegos frente al ‘caso Nóos’

La alcaldesa de Valencia insiste en que el Consistorio es minoría en la fundación y no decide

La FTVCB financió con al menos 1,3 millones de euros tres ediciones del Valencia Summit

La oposición recuerda que el Ayuntamiento ha transferido más de 52 millones a la fundación

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, observa el funcionamiento de la nueva web accesible municipal.
La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, observa el funcionamiento de la nueva web accesible municipal.

La alcaldesa Rita Barberá ha convertido la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB) en un cortafuegos para evitar que el caso Nóos salte al Consistorio. No es de su competencia, reiteró este miércoles, personarse en el caso porque ni el Ayuntamiento ni nadie de su gobierno firmó convenio alguno con el Instituto de Iñaki Urdangarin. Lo hizo la FTVCB, que financió con al menos 1.350.000 euros la organización de tres ediciones del Valencia Summit.

“El Ayuntamiento no tiene mayoría en el patronato de la fundación, que tiene unos órganos de gobierno propios y serán ellos los que tomen una decisión”, replicó la regidora cuando se le preguntó sobre si había previsto personarse como parte perjudicada en el proceso que instruye el magistrado José Castro.

El vicealcalde de la capital, Alfonso Grau, preside el patronato de la FTVCB, que gestiona la promoción turística de la ciudad. El Consistorio tiene un 38% del patronato y desde 2004, denuncia la oposición, ha transferido más de 52 millones de euros de las arcas públicas municipales.

La regidora reitera que no se inmiscuirá en un tema judicializado

El juez instructor José Castro decía en el auto de hace una semana que ni Urdangarin ni su socio Diego Torres son “los únicos criminalmente responsables” del dinero supuestamente desviado. El magistrado criticó el papel que desempeñaron las Administraciones públicas, entre ellas la valenciana —entonces presidida por Francisco Camps—. En nombre de la Generalitat firmó el convenio CACSA y por parte local se hizo cargo la FTVCB (los Summit se celebraron en Valencia y versaban sobre eventos deportivos en las grandes ciudades).

“No puedo decirle otra cosa ni lo que quieren oír”, afirmó cuando los periodistas le insistieron sobre si ellos, como miembros del patronato, no pensaban proponer la personación a los órganos de gobierno de la fundación.

“No voy a hacer el juego a la estrategia de ningún defensor ni de ningún acusador particular en un tema que esté judicializado”, dijo firme. Barberá pidió respeto a la división de poderes y aseguró que el poder judicial debe hacer su trabajo. “Aquel poder ejecutivo que se cree que tiene que juzgar está en un estado no democrático sino dictatorial”, dijo rotunda.

Ante la insistencia de los periodistas sobre su valoración de las criticas que hace el juez instructor del caso Nóos a las prácticas de los gobiernos balear y valenciano de otorgar convenios a dedo, Barberá se ha remitido a lo dicho con anterioridad.

La oposición exige la personación para limpiar la imagen de Valencia

La oposición insistió en la personación. El socialista Pedro Sánchez criticó que la alcaldesa se escude en un formalismo para eludir su responsabilidad. Y Amadeu Sanchis, de EU, agregó que es preciso limpiar la imagen de Valencia por eso hay que personarse.

En su primera comparecencia pública después de semanas de retiro por motivos personales, Barberá opinó del caso Bárcenas, del que dijo que no sabe “nada” de los papeles, a la vez que defendió con rotundidad la honestidad del presidente Mariano Rajoy. “Creo profundamente en su honradez”, subrayó.

La regidora aprovechó para condenar los ataques contra la sede del PP valenciano —unos jóvenes lanzaron la pasada madrugada ladrillos contra los cristales de la sede— e insistió en que estos atentados se producen solo cuando gobiernan ellos.

Barberá junto a las concejales de Innovación y Bienestar Social presentó un sistema accesible a la web municipal para personas con algún tipo de discapacidad.