Iniciativa prepara la reelección de Herrera con una cúpula bicefálica

La asamblea de abril eludirá posicionarse sobre la independencia

Joan Herrera, secretario general de Iniciativa per Catalunya.
Joan Herrera, secretario general de Iniciativa per Catalunya. CARLES RIBAS

Iniciativa per Catalunya (ICV) cerrará en abril la tanda de congresos de los principales partidos catalanes con una asamblea que ratificará el liderazgo de Joan Herrera y aprobará una nueva organización interna que garantizará una bicefalia en los mandos, con una mujer también en primera línea. Los ecosocialistas esperan una asamblea tranquila tras haber logrado su mejor resultado en las últimas elecciones autonómicas; pondrán al día su ideario e intentarán que el soberanismo no monopolice el debate al postergar su posicionamiento ante una posible consulta hasta que sea convocada formalmente.

Los ecosocialistas reunieron ayer su Consejo Nacional para comenzar a debatir la ponencia política de 69 folios que fijará el nuevo rumbo del partido. La asamblea se celebrará en abril, pero antes se debatirá el documento y se elegirá la nueva dirección, que ahora encabeza Joan Herrera como secretario general y Joan Saura como presidente. Se prevé que Herrera pase a asumir también el liderazgo orgánico, aunque en la nueva estructura no habrá la figura del presidente, sino dos líderes con una denominación todavía por definir. Si bien fuentes de la dirección de ICV dan por hecho que Herrera repetirá, no está tan claro quien le acompañará en el liderazgo, aunque podría ser la portavoz parlamentaria Dolors Camats.

Los ecosocialistas plantean continuar con una hoja de ruta de reformas radicales para combatir los “ataques al Estado del bienestar” y erigirse en alternativa a las políticas neoliberales. Lo harán en un momento de fuerte crisis de la socialdemocracia y tras la irrupción en el Parlament de la CUP, que obliga a trabar mejor el discurso. “Una Iniciativa más fuerte para sumar y cambiarlo todo”, reza el primer capítulo de la ponencia política, que se presentó ayer.

ICV, con un discurso eminentemente federalista pero con componentes soberanistas, abrirá la puerta en la asamblea a abrazar abiertamente el independentismo, pero sin definirse claramente. Los ecosocialistas no quieren perder a nadie por el camino con este debate, menos aún cuando no hay certeza alguna de que se acabe convocando el referéndum de autodeterminación. Por eso lo aparcarán hasta una conferencia política futura. ICV quiere seguir siendo un “espacio de encuentro” entre federalistas e independentistas con un proyecto de estado propio “en el marco del Estado o directamente de Europa”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50