Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaén aprueba una tasa de 150 euros para los matrimonios civiles y prohíbe el arroz

La policía carga contra miembros del SAT y un edil socialista

Jornaleros del SAT, frente a un cordón policial durante el pleno del jueves. Ampliar foto
Jornaleros del SAT, frente a un cordón policial durante el pleno del jueves.

A partir de ahora, para casarse por lo civil en el Ayuntamiento de Jaén no solo habrá que pagar 150 euros, sino que habrá que hacerlo de forma exprés y absteniéndose de utilizar el arroz para saludar a los novios. El gobierno local del PP ha aprobado en el pleno de este jueves la nueva ordenanza que regula las bodas civiles en los edificios públicos, que restringe también los días de celebraciones y no las contempla en el mes de agosto. “No se le puede decir a la gente cuándo debe casarse, eso es propio de otros tiempos”, censuró el concejal socialista José Manuel Contreras, que calificó de “absurdo e incoherente” el nuevo reglamento.

Los ediles de la oposición abandonaron el pleno temporalmente tras conocer que el concejal socialista Francisco Hidalgo fue agredido a las puertas del Ayuntamiento por agentes de la Policía cuando fue a solidarizarse con miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) a los que se denegó el acceso al pleno alegando que no había espacio. Este incidente provocó una carga policial de los agentes, que fue calificada como “despótica y desproporcionada” desde el grupo socialista, que estudia acciones legales.

El portavoz del equipo de gobierno, Miguel Ángel García Anguita, ha calificado como “esperpéntico y bochornoso el comportamiento de los concejales del PSOE e IU que, según ha dicho, "han venido al pleno con la única intención de reventar la sesión con los militantes socialistas y comunistas".

En el pleno, el concejal de Hacienda, Miguel Contreras, dijo que la tasa impuesta existe en otras ciudades y está por debajo del coste que le supone al Ayuntamiento cada boda civil, que está entre los 240 y los 460 euros en función del día y lugar de celebración. Pero la oposición criticó las restricciones que impone el gobierno local del PP y la argumentación para cobrar a los contrayentes. “Justifican la tasa para pagar a limpiadoras y no dejan tirar arroz”, ironizó el edil José Manuel Colmenero.

Los concejales también aprobaron subidas en las tasas del agua, del 3,5%, y de la basura, de acuerdo al IPC, pero incrementos de hasta el 100% cuando se trate de supermercados y establecimientos hosteleros. “La ciudad no está ahora para ninguna subida de impuestos”, se dijo desde la bancada socialista, que recriminó al alcalde, José Enrique Fernández de Moya, que haya incumplido su palabra de no aplicar subida alguna a las tasas municipales.