Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLEADA DE ROBOS CON VIOLENCIA

Otro asalto violento en el Empordà

Cuatro encapuchados amordazan a una anciana de 85 años y a su cuidadora

La masia asaltada. Ampliar foto
La masia asaltada.

La comarca del Baix Empordà ha sufrido un nuevo robo violento en una casa. Cuatro encapuchados asaltaron una masía la noche del martes en Rupià y ataron y amordazaron a una anciana de 85 años, además de a la mujer que la cuidaba. Las víctimas estaban cenando cuando los asaltantes entraron en la vivienda, alejada un centenar de metros del centro del pueblo. Ambas resultaron ilesas, aunque la cuidadora tuvo que ser atendida en un ambulatorio cercano por un ataque de ansiedad.

Los ladrones, que iban vestidos de negro, ataron a las mujeres con cinta aislante y utilizaron un cuchillo para amedrentarlas. Eran poco más de las nueve de la noche. Los asaltantes preguntaron con insistencia sobre la localización de la caja fuerte, pero en la casa no había ninguna. Se llevaron joyas y algunos objetos de valor, entre ellos un ordenador y varios teléfonos móviles. La cuidadora logró desatarse y avisar un familiar que vive cerca.

Rupià, un pequeño pueblo con menos de 300 habitantes, ya sufrió un asalto violento el pasado 12 de diciembre, cuando unos ladrones entraron en una masía y ataron al propietario. Esa vez salieron huyendo al ver que se acercaba alguien a la casa antes de consumar el robo. Los asaltos con violencia aumentaron un 86% el año pasado en Girona: de 29 en 2011 pasaron a 56 en 2012. En toda Cataluña también se produjo un aumento, aunque menor (del 6,6%).

La preocupación ha ido al alza hasta convertir los robos con violencia en una prioridad para los Mossos d’Esquadra, sobre todo tras el asesinato del empresario Jordi Comas en su casa de Platja D’Aro (Girona), en noviembre. Los asaltos violentos no han cesado desde ese mes. Un anciano de 70 años tuvo que ser hospitalizado el pasado miércoles tras sufrir un asalto en su casa en Granollers, el sexto incidente violento de este tipo que se producía en solo ocho días.

La oleada de robos en viviendas mantiene en máxima alerta al departamento de Interior de la Generalitat, que ha ampliado a todo el territorio catalán el operativo especial para prevenir e investigar los asaltos que se puso en marcha tras la muerte de Comas. El diputado del PP en el Parlamento catalán, Sergio Santamaría, pidió ayer a través de una batería de preguntas al consejero de Interior, Ramon Espadaler, que detalle las medidas que se están aplicando para reducir los asaltos.

Más información