Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

La vaca de Bilbao ahora tiene leche

“Por más veces que ordeñemos la vaca, no obtendremos más leche porque la vaca está enferma”. José Luis Bilbao recurrió hace un año a su distendido verbo popular para desdeñar como “ocurrencia” el reiterado discurso en materia de lucha fiscal y de búsqueda de un nuevo sistema tributario que venía esgrimiendo el entonces lehendakari, el socialista Patxi López, con quien acababa de reunirse en Ajuria Enea.

Ahora, en el mismo escenario, en medio de una situación económica mucho peor y con más índice de paro, pero ante un lehendakari, Iñigo Urkullu, de su mismo partido (PNV), Bilbao se sumó entusiasta a un aumento de los impuestos para que alivie la caída de la recaudación y así refuerce la capacidad de maniobra económica de las instituciones.

Esta sorprendente rectificación estratégica de Bilbao en un asunto tan crucial y de hondo calado social como es el impositivo destila un inquietante aroma partidista. Ahora bien, igual todo responde sencillamente a la habilidad de Bilbao para sacar leche a la vaca que tenía enferma.