Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Cádiz rechaza ahora suprimir el peaje de la autopista

Los populares rechazan las mociones de IU y PSOE en la Diputación

Autopista de peaje AP-4 entre Sevilla y Cádiz.
Autopista de peaje AP-4 entre Sevilla y Cádiz.

El PP de Cádiz rechazó en el pleno de la Diputación dos mociones de IU y de PSOE para paliar el alto precio del peaje de la autopista Cádiz-Sevilla, que convierte a la provincia gaditana en la única andaluza que no está unida a la capital hispalense por una carretera desdoblada gratuita. IU demandaba que, para poner fin a esa discriminación, se debía instar al Ministerio de Fomento a eliminar el peaje, o al menos, a aprobar una rebaja subvencionada del coste. La mayoría del PP lo impidió. El PSOE quería aprobar una moción para pedirle al Gobierno la reactivación del proyecto de duplicación de la vía alternativa, la carretera Nacional IV. Los populares también se opusieron. Su argumento es que es suficiente con el anuncio hecho por la ministra de Fomento, Ana Pastor, de que el peaje no seguirá más allá de 2019, cuando termine la prórroga a la concesionaria.

Los debates sobre la autopista son habituales cada cierto tiempo en la Diputación y en los ayuntamientos gaditanos. Recobraron actualidad después de que el 1 de enero el precio volviera a subir hasta 7,15 euros el trayecto de ida entre Cádiz y Sevilla para turismos. Es un 13,4% más de lo que costaba hace justo un año. “Es una barrera para esta provincia. Hay que levantarla”, reclamó el portavoz de IU, Pedro Romero. “El Gobierno de Manuel Chaves en Andalucía consiguió eliminar el peaje de Jerez y todavía queda avanzar en rebajar el peaje o conseguir una autovía alternativa”, defendió el portavoz del PSOE, Federico Pérez Peralta.

Pero el PP no se movió de su sitio. Acusó al PSOE de utilizar un “doble discurso” cuando está en la oposición que cuando gobierna y recordó que, durante el Gobierno de Zapatero, no se movió ni un papel para duplicar la Nacional IV entre Jerez y Dos Hermanas. Entonces el PP defendía la necesidad de esta obra y reclamó durante un tiempo en Cádiz la eliminación completa del pago. Ahora su discurso es otro. El principal argumento es que, en tiempo de ajustes, hay que priorizar las inversiones y hay que confiar en la palabra de la ministra de Fomento.

Hace unos años el entonces presidente de la patronal gaditana, Miguel González, definió el peaje de la AP-4 como “el impuesto revolucionario” de Cádiz. González cedió este miércoles su puesto a su sucesor, el empresario jerezano Javier Sánchez. En su despedida, recordó las promesas perdidas sobre el peaje: “Lo peor es que unos y otros cambian de discurso cuando están en la oposición y cuando gobiernan".