Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No tengo ningún tipo de rabia hacia el conductor que la mató”

Sergio, pareja de la ciclista fallecida, critica que el conductor recuperara el carné

Una imagen reciente de Rebeca Borrás.
Una imagen reciente de Rebeca Borrás.

Una niña rubia con los ojos despiertos lavándose los dientes, es la foto que preside su perfil de Facebook. Entre las demás fotos, amigas, risas, y arte. Rebeca Borrás (Xàtiva, 1992) falleció el pasado 13 de enero, atropellada por un conductor ebrio mientras circulaba en bicicleta. Decenas de familiares, amigos y ciclistas de la ciudad de Valencia le rindieron este viernes homenaje en una concentración frente a la estación del AVE Joaquín Sorolla, donde sucedió el accidente. Más de 600 velas, graffitis, y una bicicleta pintada de blanco, presidieron la concentración.

Rebeca Estudiaba tercer curso de Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia y compartía un piso en la ciudad con una amiga. Trabajaba de cocinera para evitar ser una carga económica para sus padres y tenía una página web donde colgaba sus coloridas pinturas. Una de ellas, Selfportrait (autorretrato), representa a una mujer con la cara de una calavera.

“No era nada macabro. En Bellas Artes estudiaban anatomía y tenían que hacer trabajos sobre el cuerpo humano”, explicaba Sergio, su pareja, conocido como Duke103 entre los grafiteros de la ciudad de Valencia. “Recuerdo que compré una bicicleta plegable para navidad y le hice un recorrido para ir a la universidad más rápido”, dice con la voz quebrada.

Lo único que le consuela es que murió rápido y no sufrió. El conductor se saltó varios semáforos en rojo, circulaba a alta velocidad y llevaba consigo drogas. “No tengo ningún tipo de rabia hacia el conductor que la mató. Solo siento tristeza y dolor. El problema no es si circulaba deprisa. Al conductor ya le habían quitado el carné una vez y se lo habían devuelto en verano...”, dice lamentando que haya delitos de tráfico que queden impunes.

Apasionada del dibujo, la música y la nieve, dicen de ella que era una persona muy querida. El instituto donde estudió en Xàtiva ha ofrecido un muro donde Sergio quiere realizar una intervención. “Voy a pintar un mural con una chica que está esquiando y al saltar un montículo de nieve se va transformando en un pájaro que acaba subiendo al cielo”. Esta es la última víctima mortal por accidente de tráfico este año en Valencia.