Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pierde 2.900 afiliados por la crisis

Unai Sordo atribuye la caída a los efectos de la crisis económica

CC OO de Euskadi ha perdido cerca de 2.900 afiliados netos desde 2009 debido a la destrucción de empleo generada por la crisis económica, lo que sitúa su cifra de su militantes "cotizantes" en torno a las 54.000 personas de media. Este es uno de los datos que ha facilitado el secretario general de CCOO, Unai Sordo, como balance de la gestión de la actual dirección de cara al Congreso, en Bilbao.

Sordo, que ha comparecido junto Loli García, responsable de Formación del sindicato, y Sabino Santolaya, secretario de Finanzas, ha explicado que en el periodo que va de 2009 al segundo trimestre de 2012 el sindicato vasco registró cerca de 20.000 altas.

Las bajas, según ha explicado, se han debido en un 98 % de los casos a causas económicas y se han centrado fundamentalmente en los sectores en los que CC OO tiene mayor representatividad y que son los que más han sufrido la crisis, principalmente la construcción y al industria. La discrepancia con la línea sindical "ha sido marginal".

La militancia ha aportado el 84 % de la financiación del sindicato (7,36 millones de euros en 2011); los ingresos por servicios suman otro 0,53 % (389.445 euros en ese mismo ejercicio), mientras que las subvenciones públicas representan en 16 % (1,65 millones de euros en 2011).

Unas cifras, que según han insistido los dirigentes de CCOO, demuestran el alto grado de autofinanciación del sindicato y "desmontan" las críticas "reaccionarias" que se hacen desde diversos estamentos sobre la supuesta dependencia y subordinación de los sindicatos a los presupuestos públicos.