Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía entra en el Ayuntamiento de Benidorm por un caso de malversación

Un juzgado investiga un supuesto doble cobro de una obra adjudicada a Enrique Ortiz

Tres agentes de la policía judicial entraron en la mañana de este miércoles en el Ayuntamiento de Benidorm para requisar información sobre un supuesto caso de malversación de fondos públicos del Plan E. En el delito estarían supuestamente involucrados el empresarioEnrique Ortiz—imputado en el caso Brugal, donde está considerado el cabecilla— y el exalcade popular Manuel Pérez Fenoll.

El supuesto doble cobro de una misma obra por parte del empresario alicantino Ortiz ha llevado a los agentes por distintas dependencias consistoriales para recabar la información requerida por el Juzgado de Instrucción número uno de Benidorm. La entrada policial en el Consistorio se produce cuatro años después de que el exconcejal de Urbanismo socialista, Jaime Llinares, denunciara al exalcalde popular por haber realizado una segunda adjudicación a Ortiz de un proyecto ya pagado.

Llinares denunció en enero de 2009 cuando el Ayuntamiento de Benidorm adjudicó a Ortiz los proyectos de dos rotondas de acceso a la ciudad con fondos de la primera parte del Plan E que ascendían a 1,2 millones de euros.

La fiscalía trasladó al juzgado en aquel momento la denuncia de Llinares al observar indicios de malversación de caudales públicos, considerando que puesto que los propietarios del suelo abonaron en su día a Ortiz los gastos de equipamiento de la zona, la segunda adjudicación debía haberse pagado con cargas al plan de urbanización del polígono industrial. Y no con el dinero del Plan E.

Tanto Ortiz como Pérez Fenoll son dos de los nombres que aparecen en el sumario del caso Brugal. En 2008, según el sumario, Ortiz se enfrentó al Ayuntamiento al cambiar unilateralmente el proyecto de la terminal de autobuses de Benidorm.